El PSOE expulsa de sus filas al alcalde de Pozoblanco y avisa que ahora es "un tránsfuga"

Los otros seis ediles socialistas pasan a la oposición mientras intentan formar un nuevo gobierno con IU o de concentración

CÓRDOBA, 25 (EUROPA PRESS)

La dirección federal del PSOE ha dictaminado, como conclusión al expediente disciplinario que le abrió la dirección provincial socialista en Córdoba, expulsar del partido al todavía alcalde de Pozoblanco (Córdoba), Benito García, al que considera oficialmente desde ahora como "un tránsfuga".

En declaraciones a Europa Press, el secretario general del PSOE en Córdoba, Juan Pablo Durán, aclaró que, "dado que este es un partido garantista de derechos de sus militantes", García aún podrá presentar "un último recurso ante la Comisión Federal de Ética y Garantías, pero ello no deja en suspenso su expulsión, que, a todos los efectos, ya es efectiva", habiéndosele remitido comunicación al afectado, lo mismo que también se informará oficialmente al Consistorio pozoalbense.

Ello determinará, según subrayó Durán, que los otros seis concejales del PSOE en el Ayuntamiento de Pozoblanco, que en la práctica ya no formaban parte de la junta de gobierno local, a raíz de la ruptura entre García y su partido, "pasarán a la oposición, pues los socialistas no respaldarán ni formarán parte de un gobierno que incluya a un tránsfuga", pues "en eso se ha convertido al no pertenecer ya al PSOE y no haber entregado su acta de concejal al partido que le presentó en su lista las pasadas municipales".

Además, el líder socialista avisó al resto de partidos representados en el Consistorio pozoalbense PP (seis concejales), PA (dos concejales) e IU (dos concejales), que, dada la nueva condición de tránsfuga de García, "cualquier acuerdo con él supondrá la intervención de la Mesa Antitransfuguismo".

De hecho, según detalló Durán, en la resolución de la dirección federal del PSOE que acuerda la expulsión de García del partido se argumenta, precisamente, el hecho de éste manifestó su disposición a negociar un pacto de gobierno con el PP completamente al margen de su partido, algo que determina su denominación de tránsfuga.

NUEVO GOBIERNO

A partir de ahora los socialistas de Pozoblanco, que ya han dado cuenta a IU de la expulsión de García, esperan cerrar un acuerdo con esta formación para forjar un nuevo gobierno municipal, algo que creen posible porque, "además de que existe un pacto de gobernabilidad suscrito por PSOE e IU en Andalucía y a nivel provincial, en Pozoblanco hay sintonía para que se produzca un pacto de gobierno", entre ambos partidos.

Sin embargo, la preceptiva moción de censura previa que desbanque a García de la Alcaldía, además de las ocho firmas de los ediles de PSOE e IU, precisa, al menos, de otra rúbrica más. Por este motivo, Durán hizo un llamamiento a populares y andalucistas, para que, "si no quieren incorporarse a ese pacto, al menos faciliten la gobernabilidad de Pozoblanco prestando un firma de apoyo a la moción de censura contra el tránsfuga".

La consiguiente formación de un gobierno de coalición de PSOE e IU para el resto del mandato, con un nuevo alcalde socialista, conllevaría el compromiso para con la oposición (PP y PA), de que "se reformará el reglamento" de funcionamiento del Consistorio, para así facilitar la labor de la oposición".

Si ello no es posible y, "como última opción, por el bien de Pozoblanco, los socialistas están dispuestos a la formación de un gobierno de concentración" con IU, PP y PA, con la única condición de que el nuevo alcalde debe ser del PSOE, ya que "fue el partido más votado" en las pasadas municipales. Pero si, aún así, esta opción no es posible, "el PSOE trabajará con dignidad por Pozoblanco desde la oposición, teniendo claro quien sería el responsable de esa situación".