El PSOE expulsará del partido al alcalde de Pozoblanco si no dimite y entrega su acta de concejal en 24 horas

Los socialistas buscarán, en cualquier caso, un acuerdo con IU y PA para formar un "gobierno estable" con otro alcalde del PSOE

CÓRDOBA, 16 (EUROPA PRESS)

La ejecutiva provincial del PSOE de Córdoba acordó hoy por unanimidad exigir formalmente al alcalde socialista de Pozoblanco (Córdoba), Benito García, que presente la dimisión como regidor municipal y entregue al PSOE su acta de concejal. De no hacerlo en 24 horas su partido le abrirá expediente disciplinario para expulsarle.

Así lo anunció hoy en rueda de prensa el secretario general del PSOE cordobés, Juan Pablo Durán, quien acusó al "militante Benito García" de haber "roto el partido" en Pozoblanco, pues, aunque reconoció que hay un grupo de militantes socialistas pozoalbenses que quiere que García siga en la Alcaldía, "el 60 por ciento de los militantes ha pedido al partido por escrito" que le pida la dimisión y su acta de edil, a la vez que se busca un acuerdo de gobierno con IU y, "si es necesario y posible", también con el PA.

Precisamente esta es la postura de la ejecutiva local del PSOE de Pozoblanco y de los seis concejales socialistas, "que han perdido la confianza" en García, el cual, a su vez, les retiró y asumió para sí competencias, "buscando la notoriedad pública y haciendo imposible una solución" a la "tortuosa situación" que, según subrayó Durán, se ha vivido, a causa de "la actitud" de García, en el seno del gobierno municipal del PSOE (siete concejales), pero también del alcalde con los grupos de la oposición, formada por PP (seis ediles), IU (dos concejales) y PA (dos ediles).

La situación llegó a ser tal que la oposición e incluso los propios concejales del PSOE sólo se enteraban del contenido concreto de los puntos que iban a votar en los plenos en el mismo momento en que se debatían.

Todo ello es lo que llevó a Durán a lanzar el mensaje a García de que, "si da un paso atrás, como se le pide desde su partido, las cosas se pueden reconducir de otra forma", asegurando al respecto que, si el todavía alcalde dimite y entrega su acta de concejal al PSOE, él dará mañana mismo una rueda de prensa junto a García en la sede provincial socialista, aclarando, por otro lado, que "este no es un problema orgánico y convocar una asamblea local (como piden los socialistas que aún apoyan a García) no solucionará que seis concejales socialistas hayan perdido la confianza en el alcalde".

"GOBIERNO ESTABLE"

Eso no evitará que, tal y como la ejecutiva provincial ha pedido la dirección local del partido en Pozoblanco, los socialistas busquen cerrar un acuerdo con IU y con PA, para formar un "gobierno estable, en interés de Pozoblanco, para acabar con esta situación de desgobierno", asumiendo el PSOE "el posible desgaste electoral" que esta acción pudiera tener para sus siglas en las próximas elecciones municipales, si con ello "no se para el pueblo".

Por ello, Durán argumentó que "ya no se trata de garantizar que prospere una moción de censura" contra García, si es que este no dimite, "sino de asegurar un gobierno estable de al menos diez concejales (los seis concejales del PSOE y los cuatro que suman IU y PA), y si es de once pues mejor (si García dimite, entrega el acta y lo sustituye otro concejal del PSOE), para que así se dediquen a trabajar por el pueblo".

En cuanto a la postura del PP, que incluso está dispuesto a pedir a García que vote contra sí mismo en una moción de censura de populares y andalucistas, Durán consideró que "el PP ha dejado claro que no se quiere sentar con el PSOE, porque lo que le interesa y también busca es que siga Benito García, y para ello mantiene apresada la voluntad de los concejales del PA".

La cuestión es que los socialistas están dispuestos a formar un gobierno de coalición con los concejales de IU y PA, aunque éstos últimos, según han manifestado públicamente, están más por la labor de apoyar la moción de censura que pueda llegar a presentar al PP, que también desea el apoyo de los dos ediles de IU, aunque éstos últimos también han expresado públicamente su predisposición a alcanzar un acuerdo de gobierno con el PSOE y no con el PP.

Teniendo en cuenta estas cábalas y sus correspondientes números, con ocho concejales que sumaría el bloque PSOE-IU y también ocho ediles que incluiría el bloque PP-PA, no es de extrañar que el PP crea posible que sea el propio alcalde quien incline la balanza en favor de populares y andalucistas, dado que es su propio partido el que no le quiere como alcalde, ni como concejal. De hecho, hoy Durán tampoco descartó que pudiera darse esa situación, dado el comportamiento que hasta ahora ha tenido García.