El PSPV dice que la mayoría del PP en el Ayuntamiento "depende del voto de un presunto delincuente"

CASTELLÓN, 25 (EUROPA PRESS)

El portavoz del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Castellón, Juan María Calles, lamentó hoy la "hipoteca moral" que tiene alcalde, Alberto Fabra, al "verse obligado a dar la cara por el concejal y presidente de la Diputación, Carlos Fabra, y añadió que "la mayoría del Partido Popular en el Ayuntamiento de Castellón depende del voto de un presunto delincuente".

Calles instó al alcalde a tener "un gesto de dignidad ética" y a "liderar el proceso de regeneración democrática" en el Ayuntamiento, tras conocerse que la Fiscalía Anticorrupción pide una pena de dos años de cárcel para Carlos Fabra por un presunto delito de falsedad de documentación oficial con el objetivo de comercializar productos fitosanitarios con un elevado nivel de toxicidad, según informaron en un comunicado fuentes socialistas.

La petición de Calles fue planteada en el transcurso de una reunión de la Junta de Portavoces, en la que el alcalde se negó a impulsar ningún tipo de medidas políticas contra Carlos Fabra, según las mismas fuentes.

"Alberto Fabra ha ligado su futuro al de su compañero de partido, está siendo cómplice de los embrollos judiciales en los que se ha metido el presidente provincial del PP y no tendrá más remedio que dejar el cargo también cuando la Justicia dicte sentencia", señaló.

En opinión de Calles, "los Fabra han conseguido convertir a Castellón en referente europeo de la sospecha ética, del urbanismo catastrófico y ahora también de las perversas prácticas políticas", y agregó que el Ayuntamiento de Castellón "no se merece este descrédito continuado al que está siendo sometido por los desmanes políticos cometidos por un político como Carlos Fabra que pronto saldrá por la puerta de atrás de las instituciones públicas de Castellón".

Calles respondió a una acusaciones del alcalde hacia los socialistas, sobre que "abrazan a un violador para ganar las elecciones", en referencia al empresario que denunció a Fabra, en prisión por un delito contra la libertad sexual. Calles recordó que "quien ha incoado el procedimiento contra Fabra ha sido una juez de Nules y que quien ha solicitado dos años de prisión para el líder popular es la Fiscalía Anticorrupción".

"Si lo que el alcalde está diciendo es que la jueza y el fiscal son unos violadores, allá él con sus declaraciones", señaló Calles, quien apuntó que "el PSOE, en este caso, sólo va de la mano de la Justicia y respeta de forma escrupulosa las decisiones que los jueces y los fiscales adoptan en el desempeño de la función que la sociedad les ha adjudicado".