El PSPV pide la constitución "urgente" del Consejo Social para que dictamine sobre la revisión del PGOU

CASTELLÓN, 13 May. (EUROPA PRESS)

El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Castellón, Juan María Calles, reclamó hoy al alcalde Alberto Fabra la constitución "urgente" del Consejo Social para que el máximo órgano de participación ciudadana dictamine sobre el proceso de revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), anulado por sentencia judicial del Tribunal Supremo hace cinco meses, según informaron en un comunicado fuentes socialistas.

"El Partido Popular y Alberto Fabra deben aclarar si quieren que el proceso tenga todas las garantías y si abren la puerta a los ciudadanos para que puedan presentar alegaciones y, en definitiva, mejorar el ordenamiento urbanístico, o si está intentando ponerle palos en las ruedas", expuso Calles.

Calles recordó que el reglamento que ha de regir el funcionamiento del Consejo Social de la Ciudad fue aprobado por el pleno de la corporación de marzo, "sin que hasta el momento se hayan registrado avances en su constitución".

Al respecto, afirmó que "no queremos pensar que el alcalde trata de retrasar la puesta en marcha del consejo de forma intencionada, porque eso significaría que está intentando minimizar la voz de la ciudadanía en un debate que es crucial para el desarrollo de Castellón a corto, medio y largo plazo".

"Una de las competencias expresas del Consejo Social es la de emitir dictámenes sobre aspectos centrales de la política municipal, y el proceso para aprobar de nuevo el PGOU es un elemento decisivo para preparar el Castellón del futuro, sobre todo cuando la crisis está impactando tan gravemente sobre los sectores económicos ligados al urbanismo", destacó Calles.

El líder socialista resaltó que el dictamen del Consejo Social "ayudaría a difuminar las dudas existentes sobre el documento que se debe sacar a exposición pública y sobre la legalidad aplicable".

En este sentido, afirmó que "la ambigüedad calculada con que Fabra aborda el problema de la anulación del PGOU sólo busca eludir las responsabilidades políticas del PP, pues el alcalde está perpetrando un engaño de destrucción masiva para que los castellonenses no se den cuenta de la precariedad política de quien tiene en sus manos el gobierno de Castellón".