El segundo teniente de alcalde de Córdoba dice que está a disposición de IU para sustituir a Aguilar

CÓRDOBA, 23 (EUROPA PRESS)

El segundo teniente de alcalde del Ayuntamiento de Córdoba, Andrés Ocaña (IU), afirmó hoy al ser preguntado por si se presentará como candidato a ser alcalde de la ciudad tras la salida de Rosa Aguilar, que está "a disposición de su organización", ya que por eso está en política.

En declaraciones a los periodistas, Ocaña manifestó que "eso lo tiene que ver la organización y el Pleno municipal, que es en definitiva quien elige al alcalde o alcaldesa de Córdoba". En cuanto a la incorporación de Aguilar al Gobierno andaluz, manifestó que es "una decisión personal", que goza de su respeto personal y político.

Añadió que conoce a la alcaldesa desde hace muchos años y sabe que tiene "muy asumido un papel importante de dedicación a la sociedad y a la actuación pública, y por tanto, el ofrecimiento que hay va en esa dirección y sintoniza con ese compromiso que siempre ha tenido y ha ejercido".

En el aspecto político señaló que "en esta coyuntura actual hay que reforzar las políticas de izquierdas para que la salida de la crisis tenga ese perfil y resultados porque no es igual soluciones que favorezcan a algunos pocos, que medidas y soluciones a la crisis que favorezcan al conjunto de la ciudadanía".

Añadió que "toda la izquierda tenemos que trabajar por medidas que permitan incrementar desarrollar el empleo y activar la economía". En ese sentido, entiende que "el ofrecimiento que se le hace a Rosa Aguilar va en esa dirección y políticamente es importante".

No obstante, la alcaldesa siempre ha dicho que su compromiso está con la ciudad y tras ser preguntado Ocaña por ello, respondió que "Córdoba sigue estando en Andalucía y es una parte muy importante de la comunidad autónoma, un referente en el plano de la convivencia, la historia y el plano cultural". Precisó que no le cabe duda de que "la Junta de Andalucía va a apostar más por la ciudad" y por los proyectos que hay en marcha.

El segundo teniente de alcalde, que ayer tarde y hasta gran parte de la noche estuvo reunido con Rosa Aguilar, quiso dejar claro que "en absoluto" se abre un periodo de crisis en el Ayuntamiento porque "por encima de todo nuestra obligación es que esta circunstancia no pueda afectar al funcionamiento y al desarrollo de los objetivos que tenemos".

Por tanto, hizo un llamamiento de normalidad, ya que el trabajo que están desarrollando a diario "va a seguir su curso sin ningún tipo de impedimentos". Manifestó que "los políticos no están para siempre", sino que tienen un compromiso en defensa de un proyecto de ciudad, pero eso "tiene un recorrido que nunca es infinito". Añadió que "las cosas hay que verlas con la normalidad de que nuestro trabajo en política también tiene su fecha de finalización". Mientras tanto, según el reglamento, en cuanto dimita Rosa Aguilar, el alcalde accidental será el primer teniente de alcalde, Rafael Blanco (PSOE).