ERC critica que la concesión de autobuses de Lleida se rija por condiciones del franquismo

LLEIDA, 13 (EUROPA PRESS)

La concejal de ERC de Lleida Montse Bergés pidió hoy al Ayuntamiento de la ciudad control y seguimiento de las concesiones municipales para evitar casos como el de la estación de autobuses, que se rige con un pliego de condiciones de la época de la dictadura de Francisco Franco.

El grupo de ERC en el Ayuntamiento consideró "desfasada" esta concesión firmada en la época de Franco, con un canon anual de sólo 700 euros y con unas instalaciones propias también de la época de la dictadura.

ERC, que en el mandato anterior gobernaba con el PSC e ICV y ahora está en la oposición, pidió al alcalde, el socialista Àngel Ros, al inicio del mandato actual un repaso de las concesiones administrativas municipales de la Paeria para conseguir un mayor control y transparencia en servicios que afectan directamente la vida cotidiana.

Según la información facilitada por el equipo de gobierno, el grupo municipal de ERC tiene conocimiento de que el Ayuntamiento cuenta con 26 concesiones: "dos de la época de la dictadura, tres de los años 80-90 y 21 de los años 2000", aseguraron los republicanos en un comunicado. Según ERC, la concesión de la estación de autobuses ha quedado desfasada porque sus adjudicatarios todavía pagan un canon de 700 euros al año.

Bergés afirmó que hay que "ser conscientes de que aprobamos pliegues de condiciones que acabarán 50 años tras su constitución y que por ello estas concesiones han de estar sometidas a un control y seguimiento exhaustivo". Según la republicana, la realidad de la ciudad a lo largo de 50 años es muy diferente.

Agregó que en el caso de la terminal no se puede decir que se mantiene en este estado porque se esté a la espera de un traslado a las inmediaciones de la estación de trenes porque el Pacto Social para la Ciudadanía plantea que hasta que no se produzca el traslado el Ayuntamiento exigirá mejoras.

La concejal citó también la concesión del complejo de ocio Gurugú en cuyo antiguo pliego de condiciones figuraba un canon anual de 60.000 euros y dijo que en el nuevo el canon pasa a ser de 275.000 euros. "Si no se hubiera hecho un nuevo pliegue, la ciudad continuaría recibiendo 60.000 euros, es el ejemplo contrario de lo que ocurre con la estación de autobuses", aseveró.