EUiA no descarta que Barcelona se endeude en 2010 para afrontar la crisis

BARCELONA, 11 (EUROPA PRESS)

El presidente de ICV-EUiA en el Ayuntamiento de Barcelona, Ricard Gomà, no descarta que el Consistorio deba endeudarse y hacer una redistribución del gasto interno en los presupuestos municipales de 2010 para incluir un impulso del gasto social que ayude a combatir la crisis, como en las cuentas de este año.

El endeudamiento ahora que las finanzas municipales se "ven afectadas por la crisis" deberá hacerse con rigor, añadió hoy en rueda de prensa de balance de los dos años de mandato de esta legislatura. Asistieron los otros tres concejales de ICV-EUiA en el Consistorio, Imma Mayol, Elsa Blasco y Joaquim Mestre, y consejeros de distrito.

Gomà advirtió de que el presupuesto municipal "no será el único ni el más potente" elemento para combatir la crisis, y apostó por repetir el Fondo de Inversión Local, solucionar definitivamente en 2010 la financiación local con más recursos para gasto social corriente y un "giro de izquierdas y progresista" del Estado y Generalitat para combatir la crisis.

"Haremos todo lo posible desde el Ayuntamiento, pero no podemos ser políticamente ingenuos", afirmó el también segundo teniente de alcalde, quien reclamó al Gobierno central dejar "determinados continuismos con las políticas fiscales de la derecha" y tener en cuenta que gobiernos de izquierda de la Unión Europea (UE) ya apuestan por subir impuestos a las rentas más altas y limitar los salarios a los directivos.

En el marco de la política municipal, avisó de que la derecha "no es el futuro", y acusó a CiU de consolidar por la vía de los hechos "un bloque de derechas con el PP que se da apoyo mutuo casi siempre en el pleno y las comisiones" y que no ha votado "avances sociales importantísimos", como equipamientos sociales de infancia y la universalización de la atención domiciliaria.

Gomà reiteró su deseo de que ERC forme parte del Gobierno municipal y dijo que el alcalde, el socialista Jordi Hereu, ha marcado "un cambio claro" en relación a la etapa anterior y ha asumido la necesidad de avanzar en las prioridades sociales de Barcelona, impulso que apostó por mantener, y que vio imposible "con una actitud de indiferencia del alcalde".

Afirmó que los ecosocialistas seguirán trabajando para llegar a acuerdos en puntos en los que discrepan como la recalificación del Miniestadi y el túnel de Horta, y que mantienen en su agenda de prioridades la nueva perrera municipal, cuyo emplazamiento tumbó la oposición. Añadió que sería deseable cada mandato someter "algún proyecto" a consulta ciudadana, como se hará esta legislatura con la reforma de la Diagonal.