Gazte Abertzaleak denuncia el "irreparable" daño medioambiental que supondrá la Pasarela de Mompás de San Sebastián

SAN SEBASTIAN, 30 (EUROPA PRESS)

Las juventudes de EA, Gazte Abertzaleak GA, denunciaron hoy el "irreparable" daño medioambiental que supondrá la Pasarela de Monpás que "el PSE pretende construir en San Sebastián con el silencio cómplice de Alternatiba y Aralar".

En un comunicado, GA advirtió de la inclusión de una partida presupuestaria "superior a los 6,5 millones de euros en los presupuestos del Estado español destinada a la construcción" de esta pasarela. A su juicio, esta obra obedece "al capricho personal del alcalde, Odón Elorza, que pretende construirla saltándose la normativa vasca de protección medioambiental".

GA consideró que la declaración de 'interés general' del proyecto de la pasarela de Monpas realizado por el Ministerio de Medio Ambiente es un "fraude de ley" que sólo busca "sortear el Plan Territorial Sectorial (PTS) de Protección y Ordenación del Litoral que impide la construcción de esta obra".

"La declaración de 'interés general' por parte del Ministerio no responde a ningún interés de la sociedad vasca ni donostiarra, sino al interés personal de Elorza y a los intereses políticos del PSE", insistió. En este sentido, indicó que "una vez llegado el PSE a Ajuria-Enea, el alcalde donostiarra ha visto neutralizada la oposición institucional existente hacia su obra faraónica".

Por otro lado, GA censuró que el estudio de impacto ambiental encargado por el Ministerio es "una pantomima", ya que el Instituto Geográfico Vasco (INGEBA) en su análisis sobre la Pasarela de Monpás ha manifestado "la imposibilidad de evaluar previamente el impacto paisajístico ni las afecciones a flora y fauna", por lo que en caso de construirse esta infraestructura "podría generarse un daño medioambiental irreparable".

Finalmente criticó el "nulo carácter social" de los presupuestos del Estado en el apartado destinado a inversiones en Euskadi, con una partida destinada a la construcción de la 'Y vasca' que supone el "48 por ciento de la inversión total prevista", por lo que solicitó al Ejecutivo socialista "un replanteamiento en su política de inversiones y una apuesta por las políticas sociales en época de crisis".