IU inicia el domingo la recogida de firmas contra la calle Escrivá de Balaguer

  • Zaragoza, 13 feb (EFE).- IU comenzará el domingo una recogida de firmas contra la decisión "unilateral" del alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, de honrar al fundador del Opus Dei, Josemaría Escrivá de Balaguer, con una calle en sustitución a la del General Sueiro, en aplicación de la Ley de la Memoria Histórica.

IU inicia el domingo la recogida de firmas contra la calle Escrivá de Balaguer

IU inicia el domingo la recogida de firmas contra la calle Escrivá de Balaguer

Zaragoza, 13 feb (EFE).- IU comenzará el domingo una recogida de firmas contra la decisión "unilateral" del alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, de honrar al fundador del Opus Dei, Josemaría Escrivá de Balaguer, con una calle en sustitución a la del General Sueiro, en aplicación de la Ley de la Memoria Histórica.

IU ya ha distribuido entre sus coordinadores de las diferentes asambleas de distrito de la ciudad y militantes los pliegos para la recogida de firmas, que comenzará a las 12.30 horas frente a la Seo, ha informado la coalición en un comunicado.

Para el concejal de IU, José Manuel Alonso, Belloch "está demostrando un absoluto desprecio" a lo que significa desde el punto de vista ético y político la Ley de la Memoria Histórica.

Porque la Ley, que obliga a la erradicación del callejero de los protagonistas del franquismo, responde al doble objetivo de reconocer públicamente la ilegalidad del golpe y sus valedores y de restituir moral y públicamente la memoria de quienes fueron represaliados por defender la democracia, destaca el concejal de IU.

"Se trata de mucho más que de un cambio de nombre. Se trata de una medida para formar histórica y éticamente a la ciudadanía, definiendo al fascismo, como ya ha ocurrido en otros países europeos, y al franquismo como regímenes criminales", afirma Alonso.

Por ese motivo, considera que "la sola idea de honrar" a Escrivá de Balaguer, "vinculado estrechamente al franquismo", es "un insulto para la memoria histórica y democrática" y un incumplimiento "flagrante" de los principios y objetivos de una Ley que los propios socialistas aprobaron en octubre del 2007, y que exigía como pilar fundamental un consenso que para Alonso "Belloch ha dinamitado".