JpD defiende el cambio en la Presidencia del TSJPV que suponga una inflexión en la relación con las instituciones vascas

Apuesta por "la rotación" en Presidencias de los TSJ y Audiencias que evite "la perpetuación vitalicia" VITORIA, 23 (EUROPA PRESS) El coordinador de la Sección Territorial del País Vasco de Jueces para la Democracia (JpD) Edmundo Rodríguez Achútegui defendió hoy el cambio en la Presidencia del TSJPV que suponga "una mayor dedicación" a la organización del alto Tribunal vasco y "una inflexión" en la relación con las instituciones de Euskadi. Además, abogó por "la rotación" en las presidencias de los Tribunales Superiores de Justicia y en las Audiencias que evite "la perpetuación vitalicia". El magistrado de la asociación progresista realizó estas declaraciones cuando, precisamente, están a punto de renovarse las presidencias del TSJPV y de la Audiencia Provincial de Bizkaia, vacantes a las que aspiran, entre otros candidatos, Fernando Ruiz Piñeiro, que ha ejercido de presidente del alto Tribunal vasco durante los últimos cinco años, y Ana Iracheta, que ha sido presidenta del órgano jurisdiccional vizcaíno durante 10. En un comunicado, el representante de JpD consideró que en el modelo judicial "se ha consagrado el principio legal de renovación en los cargos representativos y de gestión" y recordó que los artículos 333, 336 y 337 de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ), que regulan esta materia, "disponen que los presidentes de Audiencia y Tribunales Superiores, y los presidentes de Sala de estos últimos, son designados por un mandato de cinco años". "Esta opción legal es deliberada y razonable. Supone la rotación de esos cargos, un estímulo para la dedicación en los mismos y evita la perpetuación vitalicia de quienes tienen la más alta responsabilidad en el correcto funcionamiento de los tribunales de Justicia", señaló. Tras subrayar que "se ha iniciado el proceso de renovación de varios altos cargos judiciales" en Euskadi, "conviene recordar que ésa, y no otra, es la disciplina legal, además con rango de orgánica, que lo regula". "No es posible ceder a la costumbre cuando existe norma orgánica, ni apelar a supuestas prácticas de otros Consejos Generales del Poder Judicial que, sin embargo, se rompían cuando el caso concreto interesaba", señaló, en referencia a las apelaciones para que se repita en los mandatos. Para Edmundo Rodríguez Achútegui, la LOPJ ha dispuesto un plazo concreto para el mandato de los cargos judiciales y, "si hubiera querido que fueran automáticamente prorrogables, lo hubiera señalado". "Pero no lo hace, por lo que siendo legítima la posibilidad de que un candidato vuelva a presentarse, pero no tiene soporte legal la apelación a que sea necesario justificar la no renovación", añadió. A su juicio, para ello, "basta la mención a los artículos 333, 336 y 337 LOPJ, que señala un plazo de cinco años para el ejercicio de estos cargos, y a su artículo 338-1, que dispone como causa del cese de estos cargos judiciales la expiración de su mandato". LA ORGANIZACION DEL TSJPV "La Sección Territorial de JpD en el País Vasco considera que es precisa esa renovación en nuestro ámbito. En estos momentos en que el número de procedimientos judiciales se incrementa de manera importante, e inmersos en un proceso de reforma de la oficina judicial, es necesaria una mayor dedicación a la organización del Tribunal Superior, al servicio público que es la administración de justicia, y una inflexión en las relaciones con las instituciones de la Comunidad Autónoma", destacó. Por ello, expresó su "apoyo expreso" a los dos candidatos de JpD a la Presidencia del TSJPV Victoria Cinto y Jaime Tapia, seleccionados por la comisión de calificación del CGPJ, "que reúnen méritos contrastados, capacidad suficiente y valía y compromiso profesional más que sobrados para protagonizar ese cambio fundamental" en el TSJPV.