Juan Pazos renuncia a la Alcaldía de Camas (Sevilla) ante la amenaza de moción de censura

El portavoz del PSOE aplaude que se haya evitado "el trauma" de la moción de censura e insiste en gobernar en solitario

CAMAS (SEVILLA), 21 (EUROPA PRESS)

Juan Ignacio Pazos, expulsado de IU-CA y a la espera de que las comisiones federal y andaluza de Garantías y Derechos Democráticos de la federación de izquierdas resuelvan sus recursos, ha renunciado hoy a la Alcaldía de Camas (Sevilla), lo que suspende la moción de censura que el Grupo socialista había promovido al objeto de derrocar a su propio socio de gobierno y alzarse con el poder en minoría después de que el alcalde comenzara su mandato en coalición con el PP, gobernarse en solitario, sufriera un cisma en el Grupo municipal de IU-CA y pactara finalmente con el PSOE.

El portavoz municipal del PSOE, Rafael Recio, y el concejal del Partido Social Centrista de Camas, Juan José Jurado, informaron a Europa Press de que unos 15 minutos antes de que diera comienzo la reunión convocada a las 11,00 horas por el PSOE, al objeto de rubricar la citada moción de censura, Juan Ignacio Pazos ha comunicado vía telefónica su dimisión como alcalde y, de hecho, "ha entregado en el Registro" del Ayuntamiento su renuncia oficial a la Alcaldía, extremo que ha motivado la suspensión de la reunión prevista para formalizar la citada moción de censura.

La renuncia o no a su acta de concejal, no obstante, es una decisión "unipersonal" que Juan Ignacio Pazos aún no habría resuelto, toda vez que la primera teniente de alcalde y concejal de Servicios Sociales, Medio Ambiente y Limpieza Viaria, Carmen Santos, ejercerá como alcaldesa accidental en este periodo de transición que ahora se abre en el Ayuntamiento de Camas, que goza de un periodo de diez días para celebrar un pleno extraordinario que de cuenta de la dimisión de Pazos, para que en un nuevo plazo de diez días se celebre una sesión de investidura con la formación del nuevo gobierno.

Pazos ha renunciado a la Alcaldía asediado por las peticiones de dimisión, formuladas incluso por el PSOE pese a tratarse de su socio de gobierno, y justo el día en el que los socialistas habían convocado a los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento para formalizar una moción de censura en su contra, pues ante las reclamaciones de dimisión el alcalde había manifestado su voluntad de conservar el poder hasta el mes de septiembre para culminar algunos de los proyectos comprometidos en el programa electoral de IU-CA.

LA CAÍDA DE PAZOS

La situación de Pazos se precipitó después de que la ejecutiva de IU-CA aprobase los expedientes de expulsión incoados por la estructura local del partido, liderada por el ex alcalde y tutor de Pazos Agustín Pavón, contra el primer edil y los concejales del Grupo de la federación de izquierdas que le habían seguido en su pacto de gobierno con el PSOE, pues dichos procedimientos derivaron de la decisión del alcalde de formar gobierno con el PSOE a espaldas de la directiva local del partido.

Aunque Pazos y sus concejales leales recurrieron las expulsiones ante las comisiones federal y andaluza de Garantías Democráticas de IU, el coordinador local, Agustín Pavón, solicitó en el Ayuntamiento que estos ediles fueran declarados concejales no adscritos, --y por ende tránsfugas--, motivando finalmente que el PSOE reclamase la dimisión de su propio socio de gobierno.

EL PSOE ESPERA GOBERNAR EN SOLITARIO

Ante este nuevo escenario, Rafael Recio explicó a Europa Press que el Grupo socialista mantiene su intención de formar gobierno en minoría al tratarse de la fuerza que mayor respaldo electoral obtuvo en las últimas elecciones municipales, tras las cuales Pazos se alzó con la Alcaldía bajo las siglas de IU-CA y gracias al apoyo de los dos concejales del PP, posteriormente expulsados de su partido precisamente por consumar este pacto de gobierno.

Recio recordó que tras el desmembramiento del Grupo de IU-CA, el PSOE es el partido político más fuerte con nueve concejales, por lo que insistió en que defenderá su candidatura en la sesión de investidura, a la que el PSOE acudirá "sin pactos previos" pero con el "ofrecimiento público" de crear un gobierno estable que devuelva la normalidad al Ayuntamiento. De cualquier manera, consideró que gracias a la dimisión del alcalde, "se ha evitado el trauma" de la moción de censura e insistió en que un gobierno "en solitario" del PSOE es la mejor opción para salvar al Consistorio.