Junta andaluza exige al PP que le pida disculpas por sus acusaciones tras el fallo de la Fiscalía sobre el Algarrobico

SEVILLA, 28 (EUROPA PRESS)

La consejera de Medio Ambiente, Cinta Castillo, exigió hoy al PP-A que pida disculpas a la Junta de Andalucía por sus acusaciones sobre "falsedad y prevaricación" en la construcción del hotel de Azata del Sol en el paraje de El Algarrobico, después de que la Fiscalía Provincial de Almería haya resuelto que no ve infracción penal en el cambio de planos del hotel y que haya decidido, por tanto, archivar las diligencias penales en la actuación de la Administración andaluza.

En respuesta a una pregunta oral formulada en el Pleno del Parlamento andaluz por el PSOE sobre la decisión de la Fiscalía, la titular del ramo aseguró que hasta en siete ocasiones el PP le ha preguntado en la Cámara andaluza sobre la actuación de la Fiscalía y que en la última de ellas, concretamente el día 12 de marzo, la diputada del PP Carmen Crespo la "amenazó" asegurando que le iba a "costar caro" considerar "literatura" una resolución judicial y añadiendo que el alcalde socialista de Carboneras había prevaricado.

No obstante, Castillo consideró que, después de la resolución de la Fiscalía, que por tercera vez decreta el archivo de esta causa, el PP debe pedir disculpas y asumir la citada resolución judicial.

Por su parte, la diputada del PSOE Pilar Navarro consideró que el PP-A en vez de respetar las actuaciones judiciales se ha dejado llevar por el "oportunismo político y la demagogia" y que ha tenido "demasiada prisas" por "cantar victoria" en esta cuestión. "Deben tener la valentía de reconocer que se equivocaron", agregó.

La Fiscalía Provincial de Almería ha acordado el archivo de las diligencias de investigación incoadas para dirimir si existió infracción penal en la actuación de la Junta de Andalucía con respecto a la construcción del hotel de Azata del Sol en el paraje de El Algarrobico al considerar que no puede "extraerse mala fe o intencionalidad o falsedad" frente a lo sostenido por el juez que declaró nula la licencia municipal de obras, quien calificó de "burda maniobra" la modificación que se hizo de la planimetría oficial del parque natural Cabo de Gata-Níjar.

El escrito que suscribe el fiscal López Cervilla, al que tuvo acceso Europa Press, rechaza, asimismo, que el Ayuntamiento de Carboneras actuase contra derecho al autorizar la edificación ya que la zona "no era merecedora de especial protección ambiental sino que era compatible con el uso urbanístico" al tiempo que matiza que, si bien la concesión del permiso pudo infringir la Ley de Costas al no respetar la zona de servidumbre en 100 metros su "apreciación resulta de difícil interpretación ya que la parcela estaba bajo un plan parcial aprobado en el periodo transitorio de aplicación de la normativa".