La alcaldesa de Alicante dice que al Gobierno central "no le queda más remedio que aceptar las propuestas del PP"

Critica que los ayuntamientos son "las víctimas" de un sistema de financiación "inadecuado" para hacer frente a unos servicios que "no nos corresponden"

PAMPLONA, 6 (EUROPA PRESS)

La alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo (PP), aseguró hoy en Pamplona que al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero "no le queda más remedio que aceptar las propuestas populares" al mantenerse "impasible" y "pasivo" ante la crisis económica y "la mala situación por la que atravesamos".

Así lo manifestó la primera edil alicantina durante una mesa redonda que se celebró esta tarde en la capital navarra con motivo de la XIV Unión Intermunicipal del Partido Popular que ha reunido en el hotel Iruña Park a numerosos cargos públicos municipales del PP de toda España. En la misma, además de Castedo, participaron la alcaldesa de Orihuela, Mónica Lorente; el alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez; el presidente de la Diputación de Valladolid, Ramiro Ruíz Medrano; el alcalde de Villanueva de la Cañada, Luis Partida; el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Vitoria, Javier Maroto, y el portavoz 'popular' en el Ayuntamiento de Burlada, José Enrique Escudero.

El senador por Navarra, José Cruz Pérez Lapazarán, fue el encargado de presidir la mesa redonda que se desarrolló bajo el título 'La crisis económica y los ayuntamientos. Soluciones para la crisis', en la cual todos los participantes insistieron en la necesidad de reformar el actual sistema de financiación local.

La alcaldesa de Alicante criticó que los ayuntamientos son "las víctimas de un sistema de financiación inadecuado e insuficiente para hacer frente a unos servicios que no nos corresponde asumir", y constató que "encima, ahora con la crisis, nos toca asumir nuevas competencias". "Los ayuntamientos somos los grandes olvidados y los grandes sufridores, esos entes a los que nadie llama para repartir los fondos públicos", sentenció. Por ello, Castedo consideró que "ha llegado el momento de remover esos cimientos desde todos los frentes", y apostó por "mejorar la recaudación, sin aumentar impuestos y tributos", además de "exigir mayores aportaciones del Estado y de las comunidades autónomas".

En su opinión, es "de justicia" que los fondos estatales "lleguen a los municipios", al ser las entidades que "más se preocupan por los ciudadanos". "Ha llegado el momento de saldar la cuenta que este país tiene con las administraciones locales, es la hora del municipalismo, es la hora de reformar el actual sistema de financiación local para que de una vez por todas se garantice la viabilidad y la sostenibilidad de los servicios que los ayuntamientos prestan a los ciudadanos", destacó.

Para la alcaldesa alicantina, los ayuntamientos gobernados por el PP "están llamados a ser la punta de lanza de una reivindicación tan justa como es conseguir una financiación adecuada", ya que, según dijo, "el éxito de este empeño dependerá de que seamos capaces de ofrecer mejores oportunidades a nuestros ciudadanos".

NUEVA FINANCIACIÓN LOCAL

Por su parte, el alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez, puso de manifiesto que los ayuntamientos "hemos sido en estos 30 años el escenario donde se ha consolidado la democracia", aunque las comunidades autónomas "nos traten como si fuéramos los bobos o los mendigos".

Según señaló, los consistorios "han sido instrumento de cohesión social y territorial", además de ser "los motores de desarrollo cultural de los ciudadanos". "Nosotros nos preocupamos de todo, de ahí surge nuestra condena económica", aseguró Rodríguez, quien consideró que es "fundamental" que el PP "tenga una posición firme, decidida y dura" en la Federación Española de Municipios, para que "de esta crisis salga una nueva financiación local".

En esta línea, el presidente de la Diputación de Valladolid, Ramiro Ruíz Medrano, insistió en que el responsable de "la mala situación" económica "es el gobierno socialista", y criticó que el Plan E "nos ha echado la culpa de la crisis a los ayuntamientos" y "ha sido un caramelo para hoy y hambre para mañana".

Finalmente, el alcalde de Villanueva de la Cañada, Luis Partida, reclamó que se acuerde "de una vez por todas" el nuevo modelo de financiación local, ya que, los ayuntamientos "tenemos que atender las demandas de los ciudadanos, que ahora en tiempos de crisis están aumentando". "Tenemos que demandar a Zapatero que cambie al presidente de la FEMP y que de una vez se lleve a cabo esa segunda descentralización al mismo tiempo que se establece el modelo de financiación con las comunidades autónomas, porque no podemos seguir así", concluyó.