La Diputación de Cuenca adelantará a ayuntamientos parte de los impuestos para que puedan pagar a empresas acreedoras

CUENCA, 17 (EUROPA PRESS) La Diputación de Cuenca va a poner en marcha un Plan de Apoyo Financiero para permitir que los ayuntamientos de la provincia puedan pagar sus deudas. Según explicó el presidente de la Institución provincial, Juan Ávila, se va a conceder un anticipo que podrá llegar como máximo al 80 por ciento del último cargo de los impuestos obligatorios que recaudan los ayuntamientos, y que se tendrán que destinar obligatoriamente a pagar deudas con los proveedores. Una medida que apoya a las administraciones pero, sobre todo, a los empresarios que necesitan de estos pagos para afrontar la crisis, según Ávila. De esta manera, la Diputación pedirá un crédito a una entidad financiera y adelantará a los consistorios de la provincia la cuantía de los impuestos que normalmente destinan al Organismo Autónomo de Recaudación, y que tendrán que devolver en cuatro años. Ávila señaló en rueda de prensa que el adelanto, que podría llegar a 23 millones de euros si todos los ayuntamientos piden el máximo al que tienen derecho, tendrá que destinarse a pagar facturas anteriores al 31 de diciembre de 2008. El presidente de la Diputación indicó que el adelanto se hace a través del Organismo Autónomo de Recaudación porque "permite asegurar el cobro del mismo", pero que por tanto el Ayuntamiento de la capital será el único que no podrá beneficiarse de esta ayuda, ya que abandonó el organismo a finales de 2008. Los consistorios tendrán que devolver el 10% del préstamo en 2010, el 15% en 2011, el 35% en 2012 y el 40% en 2013. El presidente espera que en 40 días los ayuntamientos tengan ya liquidez para pagar a sus proveedores. Cuenca es la primera provincia de Castilla-La Mancha donde se toma una medida similar, aunque el presidente de la Diputación confía en que cunda el ejemplo. CEOE-CEPYME El secretario general de CEOE-CEPYME, Ángel Mayordomo, aplaudió la medida anunciada por la Diputación Provincial y espera que todos los ayuntamientos que puedan se acojan a ella y recordó, en declaraciones a los medios tras la rueda de prensa, que muchas pequeñas empresas viven de los contratos con la administración local, y no recibían los pagos ni veían posibilidad de recibir ningún crédito. Aunque este adelanto no solucione totalmente la situación de todos los ayuntamientos, considera que se trata de una medida muy ambiciosa, "porque la línea de ayudas anunciada por la Junta, que también veíamos muy positiva, eran 10 millones de euros, y aquí estamos hablando hasta de 23". El secretario provincial de la patronal lamentó que el Ayuntamiento de la capital no pueda aprovechar esta ayuda, pero confía en que pueda tomar otras medidas que permitan pagar a las empresas y proveedores.