La ex alcaldesa de Aguadulce alega que buscaba "lo mejor para el pueblo" y defiende su inocencia

AGUADULCE (SEVILLA), 17 (EUROPA PRESS)

La ex alcaldesa de Aguadulce (Sevilla) Isabel Ortiz Fernández (PSOE), a quien la Fiscalía reclama nueve meses de prisión y ocho años de inhabilitación por un presunto delito de prevaricación al conceder una licencia contraria a derecho, defendió hoy su inocencia y alegó que actuaba atendiendo a la "necesidad" de un vecino que quería construir una granja de engorde de pavos para dar empleo a su hermano, por lo que "no cabe especulación urbanística" al haber obrado a la búsqueda de "lo mejor para el pueblo".

En declaraciones a Europa Press, la ex alcaldesa explicó que M.B.Q. le planteó la construcción de la granja como "súplica" para solucionar el destino de su hermano, que residía en Málaga y que gracias a este proyecto "podría volver al pueblo" para trabajar en estas instalaciones, cuya construcción contaba con un presupuesto de 222.135 euros. Las parcelas de la iniciativa, según el fiscal, están declaradas suelo no urbanizable por el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Aguadulce, aprobado definitivamente el 19 de octubre de 2005.

Dada la acusación del fiscal, que advierte de que la acusada concedió la licencia de obra "consciente de la ilegalidad de su proceder, sin recabar el proyecto de actuación ni los informes sectoriales de otras oficinas públicas que expresamente se le indicaban" para que prosperase el proyecto pese a la calificación del PGOU, Isabel Ortiz Fernández explicó que la zona escogida para la iniciativa "es ganadera, alejada del casco urbano y no cabe especulación urbanística".

"Yo atendía la necesidad de un vecino y contribuía a generar empleo", alegó defendiendo su inocencia del supuesto delito de prevaricación que le atribuye la Fiscalía. Al respecto, advirtió de que el "expediente" fue "paralizado" por el siguiente Gobierno municipal, formado por una coalición entre IU-CA y PP, y de hecho para su aprobación definitiva era necesario su debate plenario, extremo que nunca sucedió.

"Atendía la necesidad de un vecino y contribuía a generar empleo", concluyó la ex alcaldesa manifestando su confianza en la justicia y en su inocencia.