La familia del joyero de Moral (Ciudad Real), satisfecha por la detención de los presuntos asesinos

CIUDAD REAL, 31 (EUROPA PRESS) La familia de Eduardo Gómez Castro, el joyero ambulante de Moral de Calatrava (Ciudad Real) cuyo cadáver apareció calcinado en su vehículo el pasado 8 de marzo en un paraje cercano a Villafranca de los Caballeros (Toledo) expresó hoy su "satisfacción" por la detención de sus presuntos asesinos. El hermano de la víctima, Juan José Gómez Castro, en declaraciones a Europa Press, señaló que la familia conoció la detención de las tres personas de nacionalidad rumana como posibles autores del crimen por la Policía y que esperaban que las pruebas acumuladas contra ellas confirmaran su autoría. Juan José Gómez agregó que "alegría" por estas detenciones "no sienten", porque "la pena por la muerte de Eduardo va por dentro", pero si dijo que se mostraban esperanzados porque se pudiera hacer justicia por el asesinato. La detención de tres ciudadanos rumanos como presuntos autores del crimen del joyero fue confirmada a Europa Press por fuentes de la investigación. El cadáver fue encontrado el pasado 8 de marzo sobre las 9.00 horas por agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional, que ante la alerta dada por la mujer del fallecido, habían iniciado un dispositivo de búsqueda. Presuntamente, el joyero fue asesinado y encerrado en el maletero de su coche, al que los agresores prendieron fuego con él dentro. El caso se encuentra bajo secreto de sumario.