La Fundación Arantzazu Gaur reabre el Centro de Encuentros y Reuniones Gandiaga tras un periodo de reformas

Gandiaga quiere potenciar su oferta de "tranquilidad y naturaleza" dentro de la oferta de centros vascos para la organización de eventos SAN SEBASTIAN, 19 (EUROPA PRESS) El Centro de Encuentros y Reuniones Gandiaga de Arantzazu, tras un ciclo de rodaje y reformas, inicia una nueva etapa este mes de febrero con el objetivo de unirse a la oferta de centros vascos para la organización de eventos como el Kursaal (San Sebastián), el Euskalduna (Bilbao), el Palacio Europa (Vitoria). La diputada de Presidencia y Administración foral, Edurne Egaña, el presidente de la Fundación Arantzazu Gaur, José Mari Arregui, y el director de Gandiaga, Iker Uson, comparecieron hoy en una rueda de prensa en San Sebastián para presentar la campaña informativa destinada a dar conocer las características del renovado centro. Según explicó Egaña, con motivo de su reinauguración, el centro ajusta su denominación oficial que, a partir de ahora, será "Arantzazu-Gandiaga, Centro de encuentros y reuniones". La Fundación Arantzazu Gaur -- compuesta por la Diputación Foral de Gipuzkoa, el Ayuntamiento de Oñati, el grupo Mondragón, la Kutxa y los propios franciscanos-- desarrollará durante este mes una campaña de comunicación sobre las prestaciones que ofrece este centro, orientada a las entidades potencialmente usuarias del mismo. Gandiaga ha reordenado, tras un periodo de remodelación, sus recursos humanos, tecnológicos y materiales para convertirse en un centro de eventos "de primera línea y de gran atractivo por su ubicación en un marco natural excepcional y de una gran fuerza simbólica e histórica", señaló Uson. Este centro de eventos está especialmente pensado para albergar jornadas, seminarios, reuniones de empresa, eventos institucionales o actividades sociales, políticas, sindicales, industriales o de cualquier tipo, tanto para grupos reducidos como de hasta 270 personas. TRANQUILIDAD Y CULTURA El gerente de Gandiaga destacó como "fortaleza" del centro la "tranquilidad" que ofrece este espacio para "pensar, decidir y trabajar mejor, en paz, sin estrés, sin ruidos, con serenidad y en calma" en unas instalaciones "sobrias, funcionales, versátiles y están en el primer nivel de prestaciones tecnológicas". "Arantzazu ofrece un marco de una belleza sobrecogedora y de un silencio sólo roto por las campanas de la Basílica y es la puerta del Parque Natural Aizkorri-Aratz", destacó Uson, quien apuntó también las facilidades de aparcamiento gracias a las 500 plazas gratuitas en el entorno del centro. Finalmente, recordó que el Gandiaga dispone, con el recién estrenado Hotel Santuario de Arantzazu, de un servicio de alojamiento, restauración y 'spa'. Este establecimiento se abrió en agosto de 2008 y, después de un periodo inicial de prueba y de un cierre vacacional en enero para realizar los últimos ajustes, reabre sus puertas estos días con una oferta especial de reapertura. La Tienda de recuerdos de Arantzazu también ha estado cerrada durante algunas semanas para acometer diversas reformas y mejoras en su diseño, instalaciones, e infraestructuras. La reapertura de la tienda también coincide en estos primeros días de febrero. La inversión en estas reformas ascendió a 150.000 euros. Pese a estar en periodo de ajuste, las instalaciones de Arantzazu Gandiaga acogieron en 2008 a más de 90 clientes y más de 6.000 personas. El perfil del usuario son principalmente empresas del entorno de Mondragon y San Sebastián, aunque también optaron por el centro guipuzcoano empresas de Bizkaia.