La hija del pintor José Guerrero cree que el acuerdo con Granada pasa por crear una fundación propia

  • Granada, 11 may (EFE).- Lisa Guerrero, hija del pintor José Guerrero, sostiene que la única posibilidad de alcanzar un acuerdo con la Diputación de Granada para el mantenimiento de la cesión de las obras del artista pasa por que acepte la creación de una fundación abierta a otras instituciones que gestione el centro.

Granada condiciona los acuerdos con la familia de Guerrero a una cesión previa de las obras del artista

Granada condiciona los acuerdos con la familia de Guerrero a una cesión previa de las obras del artista

Granada, 11 may (EFE).- Lisa Guerrero, hija del pintor José Guerrero, sostiene que la única posibilidad de alcanzar un acuerdo con la Diputación de Granada para el mantenimiento de la cesión de las obras del artista pasa por que acepte la creación de una fundación abierta a otras instituciones que gestione el centro.

Estas declaraciones se producen después de que, tras la ruptura de las negociaciones con la institución por entender la familia que ésta incumplió los acuerdos pactados, el presidente de la Diputación haya dejado hoy una puerta abierta al acuerdo pero con la condición de que le sea cedida la obra para luego "pactar las condiciones".

Lisa Guerrero ha indicado a Efe que la familia dará por cerradas definitivamente las negociaciones si la Diputación no acepta un modelo de fundación abierta a otras instituciones como la administración central, la Junta o amigos del Centro Guerrero.

"No estamos diciendo que lo gestionemos nosotros, sino que se cree una fundación con otras entidades, técnicos e instituciones que conformen un patronato desde el que se gestione el centro", ha dicho la hija del artista, que ha puesto como ejemplo de ese modelo la Fundación García Lorca.

El desencuentro parte del anuncio de la Diputación -poco antes del inicio de la negociación para renovar el convenio por el que los herederos cedieron de forma temporal a Granada la obra del artista- de crear una Fundación de Arte Contemporáneo en la que se integraría la gestión del Centro Guerrero, con sede en Granada, a lo que la familia se opuso al entender que diluiría la identidad de éste.

La posibilidad de que la gestión se abra a otras instituciones, como propone la familia, ya la contempla la Diputación en esa Fundación Granadina de Arte Contemporáneo.

"Pero esa fundación engloba otras actividades y a nosotros no nos interesa participar en otras actividades", ha argumentado Guerrero.

"Estamos dando una gran parte de nuestra herencia a Granada sin nada a cambio, excepto una participación en gestionar -el legado- y en nombrar unos estatutos y un modelo que aporte garantías y que no cambie cada vez que cambian los políticos", ha agregado Guerrero, quien ha precisado que las obras cedidas siguen "de momento" en Granada, aunque tendrán que tomar una decisión sobre ellas en breve.

"Es como hablar de la misma cosa pero en idiomas diferentes", dice en relación al desencuentro con la Diputación la hija del artista, que recrimina a la institución que pretendan hacerles ver que las condiciones en que pretendían renovar el convenio de cesión de las obras es especialmente beneficioso para los herederos.

Guerrero dice que le "encantaría" poder decir que han llegado a un acuerdo, pero manifiesta que si definitivamente no resulta con la Diputación, hay tiempo para estudiar otras fórmulas y modelos porque "decir no a la Diputación no es un no a otras posibilidades".

Respecto al ofrecimiento del Ayuntamiento, que se ha prestado a ceder dependencias municipales como el Cuarto Real de Santo Domingo para albergar las obras, Lisa Guerrero ha dicho que estudiarán esa "generosa" oferta pero una vez se cierre el capítulo con la Diputación, porque hacerlo en la situación actual es "inapropiado".