La Junta asegura que las obras del tranvía continuarán hoy tras revisar el Ayuntamiento la documentación

JAÉN, 14 (EUROPA PRESS)

La Junta de Andalucía aseveró que las obras del tranvía de la capital jiennense continuarán hoy su ritmo de trabajo una vez que el Ayuntamiento ha revisado la documentación y comprobado que "todo está en orden", según informaron a Europa Press fuentes del Gobierno andaluz.

En este mismo sentido, incidieron en que el Ayuntamiento ha revisado los informes correspondientes y supervisado que estaban ya "en regla" dentro del proyecto, con lo que esta actuación continuará su ejecución normal.

La Junta ofreció estos detalles después de que el concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Jaén, José Luis Cano (IU), anunciara la apertura de un expediente sancionador a la empresa encargada de las obras del trazado del tranvía por talar árboles y destruir zonas ajardinadas sin permiso municipal.

En este sentido, Cano subrayó en un comunicado que el primer contacto entre la Concejalía de Medio Ambiente y la empresa Tranvía Jaén UTE fue el pasado 5 de mayo, cuando se recibió el escrito de la empresa en el que se ofrecía un listado de especies afectadas por el trazado en la fase cero (Plaza Jaén por la Paz y calle García Triviño.

La respuesta inmediata de la Concejalía de Medio Ambiente se produjo ese mismo día con un escrito el que "se denegó de forma taxativa" cualquier actuación sobre árboles y zonas ajardinadas hasta obtener el correspondiente permiso que se exige en la ordenanza municipal. "La empresa ha actuado sin autorización municipal pese a haber sido advertidos de que no tenía permiso ni para cortar árboles ni para actuar en zonas verdes de la ciudad", aseguró.

Según añadió, no ha sido hasta ayer cuando la empresa adjudicataria, a través de la Delegación de Obras Públicas, ha remitido a la Concejalía un escrito en el que solicita la pertinente autorización. Los Servicios Técnicos Municipales serán los encargados de señalar las alternativas a la tala para minimizar los efectos sobre el arbolado y exigir que se planten cinco ejemplares por cada uno que inevitablemente tenga que perderse.