La sustitución en la Presidencia de Caja Madrid vuelve a enfrentar al PP madrileño

  • Madrid.- El PP del Ayuntamiento de Madrid y del Gobierno regional volvieron hoy a enfrentarse sobre quién debe presidir en un futuro Caja Madrid, después de que el vicealcalde de la capital, Manuel Cobo, criticase la "hipocresía" del Ejecutivo madrileño.

Manuel Cobo dice que "es de vómito" lo que "personas cercanas a Aguirre" hacen con Rato

Manuel Cobo dice que "es de vómito" lo que "personas cercanas a Aguirre" hacen con Rato

El PP de Madrid convoca el Comité de Garantía para analizar las declaraciones de Cobo

El PP de Madrid convoca el Comité de Garantía para analizar las declaraciones de Cobo

Madrid.- El PP del Ayuntamiento de Madrid y del Gobierno regional volvieron hoy a enfrentarse sobre quién debe presidir en un futuro Caja Madrid, después de que el vicealcalde de la capital, Manuel Cobo, criticase la "hipocresía" del Ejecutivo madrileño.

Cobo señaló en una entrevista publicada hoy por El País que "es de vómito" lo que "personas cercanas, hoy, a Esperanza Aguirre" están haciendo para evitar que el ex ministro de Economía Rodrigo Rato sea presidente de Caja Madrid.

Además, y con Caja Madrid como hilo conductor, denunció las maniobras y la "hipocresía" de la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, y de su entorno, con los que está enfrentado desde hace años.

Por su parte, el Comité de Derechos y Garantías del PP de Madrid decidió por unanimidad pedir al Comité Nacional del partido que "reaccione" a las declaraciones de Cobo.

La presidenta del Comité, Cristina Cifuentes, y los once vocales que componen este órgano del PP madrileño tomaron esta decisión en una reunión celebrada hoy.

Así, el Comité Nacional tendrá que decidir si sanciona a Cobo por criticar la gestión de Esperanza Aguirre sobre Caja Madrid y otros ámbitos, lo que podría conllevarle desde un simple apercibimiento hasta la expulsión del partido.

Según fuentes del PP, Cobo forma parte del Comité Ejecutivo Nacional del partido y, por tanto, "corresponde a la Dirección Nacional" de este grupo político "valorar el contenido de sus declaraciones" y actuar "de acuerdo con los Estatutos del Partido".

Los citados estatutos establecen que el Comité Nacional tiene competencia "exclusiva" sobre aquellos que "pertenezcan a cualquier órgano nacional del PP".

Tras conocerse la decisión, Cobo aseguró que está "muy tranquilo" y añadió que la presidenta de la Comunidad de Madrid, "en el ejercicio de su libertad de expresión como militante y como ciudadana, le dijo al (presidente del PP), Mariano Rajoy, y está grabado, que la dirección nacional del PP lo estaba haciendo no mal, sino muy mal".

Aguirre contestó a Cobo y aseguró que le parece "absolutamente idiota" que se establezca un "enfrentamiento" en el seno de su partido en torno a quién debe ocupar la Presidencia de la caja.

La presidenta insistió en que cumple "estrictamente" la ley en todo lo relativo a Caja Madrid y defendió la figura del ex ministro de Economía Rodrigo Rato, al que ha dicho "admirar" como "amigo, persona, político y economista" y del que ha asegurado que sería un "excelente presidente" de la entidad, así como del resto de los posibles aspirantes al cargo.

Desde el Ayuntamiento de la capital, el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, mostró su apoyo a las afirmaciones de Cobo y pidió que la entrevista sea leída "en profundidad, porque está llena de contenido" y no hay en ella "cosa distinta de lo que caracteriza a Manuel Cobo, que es la profunda lealtad a nuestro partido".

"He respaldado siempre lo que Cobo ha hecho y esta vez no va a ser una excepción", manifestó Gallardón.

Al respecto de este asunto, la portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, indicó que estas entidades, en referencia a Caja Madrid, deben ser gestionadas "por personas de reconocido prestigio y experiencia en ese ámbito".

Además, la secretaria general del PP, María Dolores De Cospedal, hizo un llamamiento a quienes se dedican a la política para que adopten "grandes cualidades" como "la lealtad, la prudencia, la disciplina, el saber estar y la discreción".

La vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, también consideró "inaudita" la lucha de poder que hay en el PP por Caja Madrid, e indicó que el Gobierno espera que las contiendas partidistas queden "fuera del devenir" de esta entidad.

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, David Lucas, criticó el "impresentable espectáculo dantesco" que a su juicio está protagonizando el PP y añadió que los dirigentes regionales populares "son capaces de desprestigiar instituciones como el Ayuntamiento, la Comunidad y Caja Madrid por su peleas internas".

El presidente Fundador del PP, Manuel Fraga, señaló que no le parece que el vicepresidente regional, Ignacio González, sea un buen candidato para presidir la caja y que "no se lo parece a nadie".

Entre los nombres que se barajan para dirigir la entidad financiera se encuentran tanto el ex director gerente del Fondo Monetario Internacional Rodrigo Rato, como el ex secretario de Economía Luis de Guindos, el vicepresidente madrileño, Ignacio González, o el ex presidente de Endesa y de Ibercaja Manuel Pizarro.