La Xunta creará el Consello Galego da Dependencia, donde los ayuntamientos estarán representados "sin presiones"

Aspira a "reactivar" el Pacto Local y dar a los municipios el papel "que les corresponde" en la gestión de la dependencia

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 26 (EUROPA PRESS)

La secretaria xeral de Familia e Benestar, Susana López Abella, anunció hoy que la Xunta creará el Consello Galego da Dependencia, donde los ayuntamientos estarán representados de forma "permanente" y sin las "presiones" que, a juicio de la dirigente política, sufrían en el Consorcio Galego de Servizos da Igualdade e do Benestar.

En respuesta a una cuestión parlamentaria formulada en la Comisión de Sanidade e Políticas Sociais por la diputada popular Marta Rodríguez Arias, López Abella confirmó que el Gobierno gallego cumplirá el compromiso electoral del ahora presidente, Alberto Núñez Feijóo, y creará este órgano.

En él, tendrán representación, además de los municipios, los profesionales y las asociaciones que atienden a las personas en situación de dependencia y a sus familiares.

López Abella explicó que el objetivo del nuevo Ejecutivo gallego es "reactivar" el Pacto Local que el anterior presidente, Emilio Pérez Touriño, "dejó en un cajón" tras firmarlo en 2006 y garantizar la participación de las entidades locales en la gestión de la dependencia.

"Creemos en los gobiernos locales fuertes", argumentó la dirigente gallega y se comprometió a garantizar la cooperación entre la Administración autonómica y la local. De hecho, subrayó que representantes de la Consellería de Traballo e Benestar han recibido ya a varios alcaldes gallegos para trabajar en este camino.

"AGUJERO" DE 80 MILLONES

Con independencia de estas "consultas", Susana López Abella insistió en que los ayuntamientos tendrán la "adecuada" representación formal en el futuro Consello Galego da Dependencia, un órgano cuya creación se acometerá una vez que los actuales gobernantes acaben de "ordenar" el "caos" que, según denunció la secretaria xeral, dejó el bipartito.

"Todos los días descubrimos nuevas maniobras clientelares", lamentó y reconoció que hay que esperar "a tener todos los cabos bien atados" para dar nuevos pasos. En este escenario, aludió al "agujero" financiero de 80 millones de euros en materia de bienestar al que, según recordó, hicieron referencia en el pasado pleno las titulares de Facenda, Marta Fernández, y Traballo, Beatriz Mato.

Frente a los "importantes desvíos presupuestarios" del bipartito, la secretaria xeral de Familia e Benestar garantizó que el nuevo Ejecutivo se guiará "por la absoluta transparencia y rigor".

Por su parte, Marta Rodríguez Arias aplaudió este compromiso y celebró que, en oposición a lo que "hizo" el anterior Gobierno, la nueva Xunta no apueste "por crear una red paralela" que "suplante" el papel de los municipios en la gestión de la dependencia.