León de la Riva subraya que el Ayuntamiento de Valladolid incrementará la promoción de VPO para "dar salida" al mercado

El regidor visitó las calles Imperial y García Chico, reformadas con una inversión de 634.000 euros

VALLADOLID, 14 (EUROPA PRESS)

El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, subrayó hoy que el Ayuntamiento de la ciudad intensificará la promoción de Viviendas de Protección Oficial para "dar salida" al mercado debido a las dificultades que encuentran las constructoras para vender pisos en el mercado libre.

En declaraciones recogidas por Europa Press durante la visita que realizó el alcalde junto a la concejal de Urbanismo, Cristina Vidal, a las obras realizas en las calles Imperial y García Chico; León de la Riva destacó que el Consistorio va a firmar un acuerdo con promotoras para que pueda construirse vivienda de protección en suelo libre.

En este sentido, el regidor vallisoletano consideró que la VPO "es una de las pocas salidas que tiene a día de hoy el mercado de la vivienda", por lo que el Ayuntamiento va a facilitar a las promotoras la posibilidad de construir. Con el acuerdo, se podría construir vivienda de este tipo tanto en suelo libro como incluso, apuntó, en suelo dotacional.

El regidor recordó que está pendiente también de certificar el acuerdo para que en el Plan Parcial La Florida, situado en las cercanías de la carretera de Madrid y Las Delicias, se construyan más de 1.500 viviendas de protección --el 50 por ciento del total--. Además, no cerró la posibilidad de que se amplíe el porcentaje en las parcelas residenciales del 'Nuevo Valladolid', aunque matizó que "en estos momentos hay que andar con toda la prudencia" para que los cambios permitan "cuadrar las cifras".

En este sentido, la concejal de Urbanismo mantuvo hoy una reunión con una asociación nacional de promotores de vivienda protegido, que planteó la posibilidad, según el regidor, de crear una delegación en Castilla y León. El Consistorio entregó a su vez una copia del último plan municipal de Urbanismo y Vivienda, aprobado hace unas semanas.

León de la Riva aseguró que la asociación alabó la labor realizada por el Consistorio para promover la VPO y recordaron la "necesidad" de que el ICO financie parte de los créditos hipotecarios o de los propios promotores "para que las viviendas puedan seguir construyéndose".

Durante la mañana de hoy, León de la Riva y Vidal visitaron las obras de remodelación de las calles Imperial y Esteban García Chico, lo que el regidor calificó de "un nuevo alicatado más", en referencia a las críticas lanzadas por el presidente del Grupo Municipal Socialista, Óscar Puente, en el último Pleno.

HALAGOS A LAS ADJUDICATARIAS

Las calles están abiertas desde finales de febrero, tras casi cinco meses de trabajo desarrollado por la UTE Drazaolid (Dragados-Zarzuela), por un importe total 633.882 euros. A este respecto, el primer edil felicitó a las constructoras adjudicatarias por el resultado de las obras.

En la calle Imperial, la actuación se centró en la reordenación del espacio existente, habilitando una calzada de 3,50 metros de rodadura (un carril), con estacionamientos en línea, a uno de los lados -con dos metros de anchura-, y otro en batería de cuatro metros de anchura. Las aceras tienen una amplitud aproximada de 2,5 metros.

Esta intervención, con un coste de 457.745 euros, afectó al tramo entre Lecheras y San Quirce, y supuso la sustitución de las redes de alcantarillado y abastecimiento de agua habida cuenta de su antigüedad. Respecto a los contenedores de basura, se han instalado dos equipos soterrados con capacidad para cuatro unidades cada uno de ellos.

Por su parte, las mejoras en la calle Esteban García Chico se dirigieron también a reordenar el espacio al dejar una calzada de cuatro metros de rodadura, con sendas bandas de estacionamiento a cada lado. Según el regidor, se han modificado los aparcamientos para poder instalar los contenedores soterrados, por lo que se cuenta con unas "cuatro o cinco" plazas menos de aparcamiento. La anchura de las aceras varía entre 2,9 y 4,1 metros.

Esta actuación tuvo un coste estimado de 176.138 euros, y también ha dotado a la calle tres equipos para el soterramiento de contenedores de basura, con capacidad para cuatro cada uno de ellos. Además, se ha sustituido el colector de saneamiento, con sus correspondientes pozos de registro y sumideros así como la tubería de abastecimiento de agua.