Lorca reclama al Gobierno Central la devolución de 2 millones de euros recuperados en concepto de IVA por el FEIL

Ibarra pide que los 1.100 millones de euros que recuperará el Estado en concepto de IVA se redistribuyan entre los Entes Locales

LORCA (MURCIA), 29 (EUROPA PRESS)

El concejal de Economía del Ayuntamiento de Lorca, Antonio Ibarra, reclamó al Gobierno Central que devuelva a los Consistorios Municipales los 1.100 millones de euros que se ahorra por el IVA de las obras del Fondo Especial de Inversión Local (FEIL) y de los que corresponderían a Lorca unos dos millones, según informaron fuentes municipales en un comunicado.

De este modo, el concejal afirmó que esos dos millones de euros "vendrían como agua de mayo para ayudar a paliar la profunda escasez financiera municipal heredada de administraciones anteriores".

La medida fue debatida en el Pleno Municipal celebrado hoy, a través de una moción en la que se solicita además que el Gobierno de la Nación reparta también a las respectivas Corporaciones Locales las cantidades sobrantes de recursos del Fondo Estatal de Inversión Local, como consecuencia de las adjudicaciones de obras por importes inferiores a los inicialmente previstos en las correspondientes licitaciones.

Ibarra recordó que el Real Decreto Ley 9/2008 que aprueba el Fondo Estatal de Inversión Local (FEIL) por un importe de 8.000 millones de euros, tiene como destinatarios a los Ayuntamientos y como principal finalidad, según el Gobierno socialista, la creación de empleo en el sector de la construcción, en un momento de grave crisis económica.

"La actual vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, afirmó en el mes de febrero que con este Fondo se iban a crear 400.000 puestos de trabajo. Dos meses más tarde el paro en España ha alcanzado una cifra nunca vista antes de más de cuatro millones de desempleados", indicó.

Asimismo, indicó que los municipios están obligados con este dinero a realizar una serie de obras de acuerdo con las exigencias y condiciones marcadas en el citado Real Decreto Ley, lo que significa que "en ningún caso la ejecución de estas obras va a suponer una mejora de la situación financiera municipal, ni va a servir para mejorar la financiación de la prestación de servicios por parte de los Ayuntamientos".

Por otro lado, Ibarra subrayó que la "asfixia financiera" que están soportando los Ayuntamientos, junto con una caída de ingresos como consecuencia del parón económico, "no hace sino agravar de forma acelerada una situación que viene siendo denunciada desde hace tiempo por los alcaldes en los diversos foros de representación".

El concejal criticó el olvido de las Diputaciones provinciales, al no haber sido incluidas en el reparto de estos Fondos y que quedan al margen de esta difícil situación. "Su importante papel de apoyo a los pequeños y medianos municipios no puede ser obviado por el esfuerzo económico que representa y su capacidad para adaptarse a las nuevas formas de prestación de servicios no puede ser ignorada", destacó.

Y es que, según explicó, el Gobierno "no puede pretender con el FEIL solucionar todos los problemas y, prueba de ello, es la aprobación de la línea de crédito del ICO para el saneamiento de las deudas municipales con importe de 3.000 millones de euros, cantidad que representa una pequeña parte de las demás medidas reclamadas por los consistorios".

Desde las asociaciones municipales, partidos políticos, el Congreso, el Senado y las alcaldías, "pedimos al Gobierno que haga un verdadero esfuerzo por mejorar esta situación, porque la mayor parte de los servicios que se prestan a los ciudadanos se hace desde los municipios y provincias".

Ibarra consideró que los 1.100 millones de euros que recuperará el Estado en concepto de IVA por el Fondo de Inversión Local, "podrían redistribuirse a los Entes Locales como transferencia para operaciones corrientes, con el objetivo de conseguir una mejora relativa de su financiación para este año.

Finalmente, pidió que el sobrante de recursos, como consecuencia de las adjudicaciones de obras por importes inferiores a los inicialmente previstos como máximos en la licitación, se debería destinar también a gastos corrientes.