Marbella funcionará en ocho meses bajo el régimen de municipio de gran población

El Parlamento andaluz aprobará la declaración en mayo y el Ayuntamiento contará con seis meses para adaptarse a la ley

MARBELLA (MÁLAGA), 2 (EUROPA PRESS)

La localidad malagueña de Marbella funcionará en el plazo máximo de ocho meses bajo el régimen de municipios de gran población, una catalogación que no supone mayores recursos financieros para la ciudad, pero aporta mecanismos para la modernización de su funcionamiento, con más protagonismo a los ciudadanos y la mejora de determinados servicios públicos.

El parlamentario andaluz socialista y ponente de la Ley de Municipios de Gran Población, Juan Paniagua, anunció hoy que la cámara autonómica aprobará en el mes de mayo la petición del Ayuntamiento de Marbella para acogerse a la declaración de municipio de gran población.

Tras la aprobación en la Parlamento, el Ayuntamiento dispondrá de seis meses para adaptar su organización interna a las exigencias de la ley.

"A partir de mayo tendría el reconocimiento, pero contarán con la acción de poder actuar cuando se acometa la adaptación, en noviembre o diciembre", apuntó a los periodistas Paniagua, quien destacó que durante esta legislatura se dará más protagonismo al municipalismo con la aprobación de la citada Ley de Municipios de Gran Población y con la creación del Consejo Andaluz de Concertación Social.

El parlamentario socialista destacó que la citada normativa pretende el acercamiento a los vecinos, contempla la creación de órganos como el Consejo Social de la Ciudad, que se pronunciará sobre las acciones municipales desarrolladas para establecer el modelo de ciudad que se vaya a llevar a cabo, "por lo que convendría que se contara con las asociaciones más representativas de la ciudad", subrayó.

Por su parte, la portavoz del grupo municipal socialista de Marbella, Susana Radío, destacó que la Ley de Municipios de Gran Población "aumentará la participación de los ciudadanos en la gestión del municipio" con la puesta en marcha de dos órganos: el citado Consejo Social de la Ciudad y la Comisión de Quejas y Sugerencias.

Asimismo, acercará la gestión al ciudadano y se acometerá la división del municipio en distritos que dispondrán de un tanto por ciento del presupuesto municipal, con la consiguiente desconcentración de la gestión.

En cuanto al acomodo del Defensor del Ciudadano en el organigrama del municipio de gran población, Paniagua consideró que dicha figura no es incompatible con la Comisión de Quejas y Sugerencias. "Esta comisión acoge a todas las fuerzas políticas para que tengan conocimiento de las quejas y reclamaciones que se van produciendo, mientras que el Defensor del Ciudadano puede tener un mayor acercamiento y proximidad con los temas", explicó.

RETRASO DE DOS MESES EN LA DESIGNACIÓN

Los socialistas criticaron que la "precipitación" del equipo de gobierno del PP del Ayuntamiento de Marbella ha retrasado dos meses la designación, ya que aprobó en pleno la petición antes de que la ley entrara en vigor, "tal y como advirtió el PSOE", recordó Radío, quien criticó que los populares se vieran obligados a repetir el pleno en marzo.

En este sentido, Paniagua consideró que este comportamiento de la alcaldesa "genera desconfianza y falta de credibilidad en los políticos".

Por su parte, la portavoz socialista aseguró que "esta precipitación denota una vez más la falta de rigor en la gestión municipal, y no es un caso puntual, sino una muestra más de la deficiencia en la organización interna del Ayuntamiento".

La Ley de Municipios de Gran Población se publicó el 24 de diciembre y entró en vigor un mes después, mientras que el pleno dio luz verde a la solicitud el 19 de enero.