Montaño alega que el Ayuntamiento "ha creído colaborar siempre" en la investigación de 'Unidad'

SEVILLA, 23 (EUROPA PRESS)

La portavoz del Gobierno municipal de PSOE e IU-CA en el Ayuntamiento de Sevilla, Maribel Montaño, expresó hoy el "respeto, acatamiento y colaboración" del Consistorio ante la decisión del juzgado de Instrucción número 14 de citar a declarar en calidad de testigo al alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), y aunque el juez ha pedido que se aclare si se ordenó investigar las supuestas irregularidades de las facturas de la Federación Provincial de Asociaciones Vecinales 'Unidad', aseguró que el Ayuntamiento "ha creído colaborar siempre" con la Justicia.

En rueda de prensa, Montaño hizo especial hincapié en que el primer edil ha sido citado a declarar por el magistrado Manuel I. Centeno "en calidad de testigo" y "las instituciones no tienen otro papel más que colaborar" con la Justicia, por lo que mostró el "respeto, acatamiento y colaboración" del Ayuntamiento en cuanto a este llamamiento del juez, que espera aclarar si el Consistorio ordenó investigar las supuestas irregularidades detectadas en cuanto a las facturas entregadas por 'Unidad' para justificar el gasto de las subvenciones públicas.

En ese sentido, ensalzó la "actitud escrupulosa" del Ayuntamiento hispalense y después de que el interventor José Miguel B.C., que declaró como testigo el pasado 1 de abril, manifestara que a la Intervención Municipal "nunca se le ha encargado practicar investigación sobre este caso", aseguró que el Ayuntamiento "ha creído colaborar siempre noble y lealmente" en esta investigación, si bien mostró su "respeto" por la "opinión" del juez al ordenar esta última citación.

"El Ayuntamiento ha colaborado y continuará colaborando", dijo la portavoz del Gobierno municipal insistiendo en que el primer edil ha sido llamado a declarar "en calidad de testigo".

EL FAX DE LAS INSTRUCCIONES

En concreto, el interventor negó que se le ordenara investigar el caso después de que el PP denunciara la existencia de un fax remitido desde el Grupo Municipal Socialista a 'Unidad' con instrucciones para la elaboración de una supuesta factura falsa. Por ello, el instructor, "vistas las manifestaciones realizadas" por el interventor municipal, ha acordado la citación del regidor hispalense "para que como testigo declare sobre el punto indicado y otros que puedan surgir" relacionados con el caso.

El alcalde sevillano prestará declaración, por tanto, después de que lo solicitara el secretario general del PP de Sevilla, Juan Bueno, quien considera a Sánchez Monteseirín "epicentro del escándalo" porque "cuando la denuncia llegó al Ayuntamiento no se inició ningún tipo de investigación".

Bueno afirmó hace dos semanas en rueda de prensa que "la obligación del alcalde era ordenar una investigación de oficio" en lugar de "tomar una actitud vergonzosa intentando que este asunto pase de puntillas y no se entere nadie de lo que pasa en los cuartos oscuros del Ayuntamiento".

'UNIDAD', "VETADA POR DEUDORA"

El interventor municipal aseguró además que 'Unidad' debe al Ayuntamiento 6.000 euros derivados de subvenciones no justificadas convenientemente, motivo por el que la asociación deudora ha sido incluida en un listado para no concederle ninguna subvención.

El empleado municipal explicó que entre las 23 subvenciones concedidas a dicha entidad había dos facturas del año 2004 por importe de 4.600 y 700 euros que no estaban justificadas, si bien los 4.600 euros fueron devueltos por la asociación. El testigo dijo que dichos 700 euros no justificados se encuentran dentro de una deuda total que ronda los 6.000 euros y que está en fase de requerimiento.

IMPUTADOS

Todas estas declaraciones están tenido lugar después de que el ex concejal de Vía Pública del Consistorio hispalense y ex presidente de Unidad, Manuel Gómez Lobo, y su sucesora al frente de la entidad vecinal, Ángeles Nevado, declararan en septiembre de 2007 en calidad de imputados en relación con las presuntas irregularidades en la justificación de subvenciones otorgadas por las administraciones locales y provincial.

El caso de las facturas duplicadas de 'Unidad' salió a la luz en 2006 ante las presuntas irregularidades en subvenciones otorgadas por el Ayuntamiento y la Diputación a la entidad vecinal, cuando estaba de presidenta de la misma Ángeles Nevado, esposa del ex asesor de Presidencia de la institución provincial Ángel Cervera.

Las facturas justificadas indebidamente fueron presentadas por Unidad por distinto concepto e importe ante la Diputación y el Consistorio con la misma documentación el 1 de junio y el 31 de julio de 2003. Tras la denuncia, Nevado presentó su dimisión, al igual que su marido, quien abandonó su cargo en la Diputación.

Posteriormente, el PP amplió su demanda con un fax, de fecha abril de 2002, con instrucciones supuestamente enviadas desde el Grupo Socialista del Consistorio a 'Unidad' en el que se instaba a la federación a "preparar un sobre con 1.218,90 euros y mandarlo al Ayuntamiento".