Pelahustán (Toledo) dedicará el nombre de una calle al sacerdote asesinado en Brasil

TOLEDO, 23 (EUROPA PRESS) El Ayuntamiento de Pelahustán (Toledo) celebra a las 10.00 horas de hoy un pleno extraordinario, con un único punto en el orden del día: aprobar la dedicación del nombre de una calle al sacerdote asesinado en Brasil, Ramiro Ludeña, originario de esta localidad. Así lo explicó en declaraciones a Europa Press el alcalde del municipio Ramón García-Soto, quien señaló que aunque aún lo tiene que ratificar el pleno municipal, la calle que llevará el nombre del sacerdote podría ser la localizada en la parte posterior a la iglesia. Esta no es la única acción que el Ayuntamiento de Pelahustán ha adoptado con motivo de la muerte de uno de sus vecinos, pues el pasado sábado decretó tres jornadas de luto, que finalizan hoy lunes, por las que las banderas han ondeado a media hasta, con crespones negros. También en la jornada de ayer, señaló el primer edil, cerca de 200 vecinos de este pequeños municipio toledano quisieron rendir homenaje al párroco fallecido, que por expreso deseo suyo fue enterrado en Brasil, para mostrar su repulsa por tan triste acontecimiento. De esta manera los vecinos de Pelahustán quisieron rendir homenaje y reconocer la labor que Ramón Ludeña ha desarrollado durante más de 30 años en el país carioca, en favor de los más desfavorecidos, y acompañar a sus familiares que viven en el municipio, concluyó el alcalde. UN DETENIDO DE 15 AÑOS DE EDAD Mientras las investigaciones para esclarecer la muerte del párroco continuán en Brasil, donde agentes de la Policía de la ciudad de Recife, detuvieron el viernes a un joven de 15 años como sospechoso del asesinato del sacerdote toledano Ramiro Ludeño y Amigo, de 64 años, que fue abatido a tiros durante la noche del jueves en el barrio de Areias. Las autoridades llegaron a esta detención gracias a la declaración de dos mujeres que se encontraban con el religioso cuando sucedieron los hechos, en el interior de un coche conducido por Ludeño. La víctima fue disparada cuando salía de casa de una amiga a la que había ido a cenar y resultó alcanzada en el brazo. El disparo le perforó el tórax, lo que le produjo la muerte en el hospital al que fue trasladado.