PP dice a Lazcoz que "barbaridad económica" es gastarse "varios millones de euros" en cubrir el centro con tejavanas

VITORIA, 30 (EUROPA PRESS)

El concejal del PP Fernando Aránguiz, replicó hoy al alcalde de Vitoria, Patxi Lazcoz, que "una barbaridad y una majadería económica es querer gastarse varios millones de euros del erario público en cubrir el centro con tejavanas gigantes de cristal, como quiere hacer Lazcoz en la Plaza de España y en la calle Dato, y no el dotar a la ciudad de una estación de autobuses de primera como la de Pamplona".

En un comunicado, el edil del PP mostró su "disgusto" con las declaraciones de ayer del alcalde en las que "lejos de rectificar en su decisión de construir una estación de autobuses al aire libre y que, en función de la sorprendente propuesta realizada después por el PNV, sería provisional, arremetió con dureza con todo aquel que apueste por una estación de autobuses soterrada".

El PP explicó que según los propios datos aportados ayer por el alcalde socialista, la estación de autobuses soterrada tendría una repercusión en el billete de 30 céntimos de euro, ya que requeriría de unos gastos de mantenimiento anuales de 600.000 euros, "lo que dividido en una media de 2 millones de viajeros al año, que es la estimación que manejó ayer el propio Lazcoz, sale una repercusión en el billete de 30 céntimos por viaje".

Aránguiz mostró su "sorpresa" por el hecho de que el alcalde de Vitoria considere una "barbaridad y una majadería económica" gastarse 600.000 euros al año en la inversión anual de la estación de autobuses soterrada cuando, sin ir más lejos, la factura de la luz anual que paga el Ayuntamiento de Vitoria asciende a los 6 millones de euros.

"¿Dónde están las prioridades de este alcalde? ¿Acaso es más importante para Vitoria cubrir el centro con tejavanas que contar con una estación de autobuses de calidad?", se preguntó el concejal del PP, quien advirtió a Lazcoz que "la capitalidad se demuestra con hechos". "Esto de la capitalidad queda muy bonito en los discursos, pero luego, a las primeras de cambio hacemos una estación de autobuses de segunda", lamentó.