PSOE critica al PP que "la ciudad está parada" y que "no haya arrimado el hombro" en la lucha contra la crisis

En el balance de los dos primeros años del mandato, los socialistas dicen que a De la Torre "se le ve agotado"

MÁLAGA, 25 (EUROPA PRESS)

El PSOE en el Ayuntamiento de Málaga criticó hoy que, en estos dos primeros años de mandato, el alcalde, Francisco de la Torre, al que "se le ve agotado, está gobernando de espaldas a los ciudadanos", lo que se traduce en que "la ciudad está parada". Además, denunció la confrontación y la deslealtad con otras administraciones por parte del PP, así como que "no haya arrimado el hombro en la lucha contra la crisis".

"Estamos ante el final de un ciclo, el del PP, que muestra síntomas de agotamiento y cansancio, lo que implica una necesidad de cambio en el rumbo de la ciudad y de su gestión para ubicarla en el lugar que Málaga y los malagueños merecen", manifestó el portavoz socialista, Rafael Fuentes.

Lamentó, asimismo, que De la Torre "haya cambiado las necesidades de los malagueños por proyectos de barones y marqueses", en referencia al Museo Carmen Thyssen Bornemisza y al que albergará la mayor colección de piedras preciosas del mundo, en la antigua fábrica de Tabacalera.

También destacó "la falta de transparencia" del PP y se preguntó "qué se ha hecho con los 1.900 millones presupuestados por el equipo de gobierno", en tanto que "sólo sabemos que se hayan invertido 30 millones en el Centro Más Joven, el Centro Acuático, la biblioteca Calatrava, el Centro de Mayores de La Roca o la piscina de Puerto de la Torre".

Fuentes resaltó, en cuanto al presupuesto de 2009, una bajada del 29 por ciento en la inversión en los barrios y una subida del 44 por ciento en cargos de confianza de Alcaldía, así como que con los remanentes "se paguen facturas pendientes desde 2004, en vez de hacer políticas de empleo y de bienestar social". Además, advirtió de que, de las ciudades de más de 100.000 habitantes, "Málaga es la segunda más endeudada".

El edil del PSOE hizo mención también al nuevo documento del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que "sirve para calificar suelo y no para hacer ciudad porque se olvida de lo más importante: de los barrios, donde vive la mayoría de los malagueños". "Se aprobará este año definitivamente, pero sin los proyectos que hace ya dos años tenían un informe técnico negativo por parte de varias administraciones", afirmó.

CONFRONTACIÓN Y DESLEALTAD INSTITUCIONAL

Precisamente, puso el PGOU como ejemplo de "confrontación y deslealtad institucional", ya que, en su opinión, el objetivo de De la Torre "es sacar rédito electoral, haciéndose el mártir". Otros casos que mencionó son la valla publicitaria sobre la prolongación del paseo marítimo de Poniente, en la que se criticaba al Gobierno central; la eliminación del logotipo de Diputación en la fotografía de la Berza Carnavalesca; el metro, o la semipeatonalización de Carretera de Cádiz, en la que "el PP ha tardado 15 meses en responder a la propuesta de la Junta".

"Para conseguir proyectos para la ciudad hay que tener colaboración, lealtad, diálogo y llegar a acuerdos con el resto de administraciones", declaró el representante socialista.

Recordó también las presuntas irregularidades en contrataciones denunciadas recientemente y, de hecho, el PSOE pedirá la comparecencia de De la Torre en el pleno del próximo jueves para que explique la relativa al centro médico deportivo Wellness del Palacio de Deportes 'Martín Carpena'.

SITUACIÓN DEL PSOE

En cuanto al trabajo realizado durante estos dos años por el grupo socialista, señaló que se han presentado 1.029 iniciativas, de las que 316 eran mociones, siendo 198 rechazadas. Pese a ello, aseguró que "muchas de esas, a los tres o cuatro meses, fueron puestas en funcionamiento por el PP".

Tras el comienzo de la legislatura, con la marcha de concejales del grupo, entre ellos los dos portavoces iniciales, Marisa Bustinduy y Enrique Salvo, Fuentes aseguró que, en la actualidad, la relación entre los 12 ediles del PSOE "es magnífica en lo personal y lo político". "Después del congreso provincial --aseveró--, ha habido una piña, una unión, y estamos todos en el mismo proyecto".

Preguntado por su disposición a ir como candidato en las próximas elecciones municipales, indicó que "los 12 concejales trabajamos todos los días para que el próximo alcalde sea socialista" y "si mi partido me pide que encabece un proyecto dentro de dos años, estaré encantado, pero si me pide que friegue la cubierta del barco, estaré también encantado". "Tomaría el timón o la fregona", apostilló.

"No tengo ambición ni de una cosa ni de otra, sino que estoy a disposición de un proyecto con el que estoy absolutamente comprometido, por lo que jugaré la pieza que mi partido crea que es la más adecuada", concluyó.