PSOE reitera que "aún" quedan más de 100 calles con nombres franquistas en Santa Cruz de Tenerife

El Grupo Socialista exige que se aplique la Ley de Memoria Histórica en la capital tinerfeña

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 14 (EUROPA PRESS)

El Grupo Municipal Socialista del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha reiterado que "aún" existen en la capital tinerfeña unas 103 calles con nombres asociados al franquismo, según han cuantificado expertos y asociaciones, por lo que ha solicitado al equipo de Gobierno formado por CC y PP que cumpla con las medidas contempladas en la Ley de Memoria Histórica, según informó hoy el PSC-PSOE en una nota.

La concejal socialista Marian Franquet recordó que en el pleno celebrado el 18 de julio de 2008, el PSC-PSOE presentó una moción por la que se pedía el desarrollo de las medidas contempladas en la Ley 52/2007, de 26 de diciembre, por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas a favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la Guerra Civil y la dictadura.

Fruto de esta moción, señaló Franquet, se acordó estudiar en una comisión representativa de todos los grupos políticos presentes en la Corporación, y con el asesoramiento técnico e histórico que se considere necesario, para la aplicación concreta de las medidas contempladas en la Ley, en cuanto a la colaboración necesaria para facilitar el restablecimiento de derechos que pudieran haberse vistos vulnerados de forma injusta por motivos políticos, ideológicos o religiosos. "Concretamente, esta comisión presentaría en el plazo máximo de seis meses, una propuesta de modificación de las denominación de las calles de nuestra ciudad", agregó la edil.

El 17 de diciembre de 2008, cinco meses después de tomado el acuerdo plenario, el alcalde Miguel Zerolo firmó un Decreto por el que se modificó el nombre de ocho vías del callejero franquista de la capital, en el uso que le confiere el Reglamento Especial de Honores y Distinciones del Ayuntamiento, "e ignorando el Acuerdo Plenario aprobado con anterioridad", recalcó Franquet.

Según la concejala socialista, "a finales de octubre de 2009, nos encontramos con unas declaraciones del alcalde en las que aseguraba que en los tres primeros meses de este año, es decir, entre enero y marzo de 2009, las calles con nombres franquistas, así como los símbolos de la dictadura, serían cambiados; este anuncio lo hacía en los pasillos del Parlamento de Canarias con la presidenta de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica en Tenerife, la cual ha comenzado ya los trámites judiciales para el cumplimiento de la Ley 52/2007".

Para los socialistas en el Ayuntamiento capitalino, "no hay excusa que justifique la demora en el cumplimiento del acuerdo plenario y de la Ley, y el alcalde será, nuevamente, el máximo responsable de que el Consistorio esté inmerso en otro embrollo judicial".