PSOE y vecinos de Marbella denuncian al Ayuntamiento ante Fiscalía por incumplir la Ordenanza de Ruidos

El Consistorio marbellí asegura que siempre primará el descanso de los ciudadanos

MARBELLA (MÁLAGA), 28 (EUROPA PRESS)

El grupo municipal socialista y medio centenar de vecinos del centro de la ciudad demandaron hoy ante Fiscalía al Ayuntamiento de Marbella (Málaga) por el incumplimiento de la Ordenanza Municipal Reguladora de la Emisión y Recepción de Ruidos y Vibraciones, de la Ley de Gestión Integrada de Calidad Ambiental y del Reglamento de Protección contra la Contaminación Acústica de la Junta de Andalucía.

En total, se presentaron 50 demandas de los vecinos de la zona Miguel Cano, entre las que se encuentra la de la Comunidad de Propietarios Las Camelias, así como la del grupo municipal socialista, ya que el Consistorio marbellí "no cumple ni hace cumplir la normativa", aseguró a los periodistas el concejal socialista Javier de Luis, quien consideró que puede "existir un delito en la no ejecución de sus competencias y el incumplimiento de la norma por parte del Consistorio marbellí".

El edil socialista explicó que también se presentaron 50 instancias ante la Concejalía de Industria mostrando la disconformidad de los vecinos colindantes con la apertura de un nuevo bar de copas en la zona y 50 denuncias ante la Consejería de Medio Ambiente de Málaga solicitándole que asuma las competencias de incoación, instrucción y resolución de los procedimientos sancionadores relativos a la contaminación acústica, cuya competencia corresponde a los municipios, "dado que el Ayuntamiento no está ejerciendo sus obligaciones".

"La presencia en la calle Miguel Cano y en la avenida del Mar de numerosos focos de emisión acústica como locales comerciales, bares de copas, restaurantes con terrazas, una zona de carga y descarga que ocupa todo el frontal del edificio Las Camelias, una parada de taxi y otra de carros de caballos, obliga a los vecinos a soportar altos niveles de ruido, tanto nocturno como diurno, que les alteran psíquicamente y que les genera importantes repercusiones físicas", se recoge en la demanda presentada por los socialistas.

También se apunta que, además, "en la zona norte del edificio Las Camelias está el único acceso rodado al aparcamiento de la avenida del Mar, lo que aumenta hasta lo insoportable el ruido del tráfico rodado".

Según señala el PSOE en su demanda, todas estas actividades son productoras de "fuertes niveles" de ruidos y vibraciones que superan en general los niveles máximos autorizados no sólo en la ordenanza municipal, sino también en lo establecido en el Reglamento de Protección contra la Contaminación Acústica de la Junta de Andalucía y lo dispuesto por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que recomienda un ruido ambiental exterior diurno menor de 55 decibelios y de 45 decibelios en horario nocturno.

"En Miguel Cano y zonas anexas se supera en 10 decibelios, tanto de noche como de día, el nivel de intensidad acústica que marca la OMS. En el mapa de ruidos del Ayuntamiento de Marbella, se declara este lugar como zona saturada acústicamente", explicó De Luis.

Ante esta situación, los vecinos de la comunidad de propietarios Miguel Cano reclaman "medidas urgentes" para poder dormir y descansar.

El presidente de la comunidad de propietarios Las Camelias, Antonio Tejada, señaló que "los más de 2.000 vecinos afectados de la zona reclamamos una solución integrada a los problemas de contaminación acústica que padecemos y que se garantice nuestra salud y nuestro derecho al descanso".

Otra vecina afectada Francisca Ibáñez aseguró que "no vamos pidiendo favores, sino que pedimos que se cumpla la ley y el mapa de ruidos. El Ayuntamiento no nos ha atendido, no ha hecho nada y nos vemos obligados a ponerlo en manos de la justicia, tras haber sido imposible llegar a un acuerdo con el Consistorio y en contra de lo que hubiésemos deseado".

NUEVO BAR DE COPAS

Según los vecinos afectados, la situación actual se agravará aún más con la apertura de un nuevo bar de copas en la zona. "Conseguimos parar los trabajos ya avanzados porque no contaban con la licencia de obras necesaria", comentó el presidente de la Comunidad de propietarios Las Camelias.

A pesar de ello, según los vecinos, el Ayuntamiento les comunicó que se ha informado favorablemente el uso de actividad del citado local para bar de copas con música, y que cuando pasen los 20 días de preceptiva comunicación, empezaran las obras.

Por su parte, el portavoz del equipo de gobierno del PP, Félix Romero, aseguró que el Consistorio "no contemporiza con ningún establecimiento que incumpla la ley. Cada vez que ha habido una denuncia, se ha generado un expediente de sanción".

Romero explicó que siempre en ciudades como Marbella resulta "complicado buscar una armonía entre el atractivo turístico y las necesidades de descanso de la población, aunque siempre primará el descanso de los ciudadanos y utilizaremos los medios legales para hacer todo lo que esté a nuestro alcance".