Trias (CiU) afirma que "hace tiempo" que suena la música de corrupción en Barcelona

Defiende endeudarse por la crisis y congelar el sueldo de altos cargos pero no de funcionarios

BARCELONA, 10 (EUROPA PRESS)

El presidente de CiU en el Ayuntamiento de Barcelona, Xavier Trias, afirmó hoy que "hace tiempo que dura la música" de la corrupción y que "no hay el mismo trato para todos", en referencia a las tramas de corrupción destapadas las últimas semanas y en que presuntamente están implicados un inspector del distrito del Eixample y un consejero del PP en Gràcia.

En una entrevista de Europa Press, Trias instó al alcalde, el socialista Jordi Hereu, a investigar, ya que "no hay un buen sistema de control" y mucha gente dice al propio Trias que "hay cosas que no van bien". Anunció que pedirán la comparecencia del gerente municipal, Andreu Puig, en la Comisión de Presidencia del miércoles para que explique las medidas de control.

"No podemos movernos por suposiciones", advirtió Trias, quien amenazó en pedir una comisión de investigación si no les dan explicaciones convincentes. Añadió que se debe actuar "con la máxima dureza" porque quien hace una pequeña corruptela "puede hacer una gorda", y avisó a Hereu que lo lógico es actuar con transparencia y no "querer esconder la cabeza bajo el ala".

El dirigente de CiU advirtió que es inadmisible creer que el ámbito público funciona como el privado. "Quien trabaja en el Ayuntamiento sabe que tiene grandes satisfacciones pero no te haces rico", aseguró, y remarcó: "Quien no venga a disfrutar, que no venga".

En caso de acceder a la alcaldía en 2011, prometió que lo primero que hará será, si aún no existe tras 30 años de democracia, el catálogo de empleos municipales, lo que significa que ahora "funciona digitalmente", ironizó.

El líder de la federación rechazó congelar el sueldo de los funcionarios en 2010, como sí ha avalado su homólogo de ERC, Jordi Portabella. Según Trias, "no puede ser que en épocas de bonanza no les subas el sueldo como se merecen y en épocas de restricción también los quieras apretar", y consideró que hay que subir su remuneración según el IPC.

En cambio, apostó por mantener la congelación retributiva que ya se aplicó este año al alcalde, concejales y altos comisionados de alcaldía, y apostó por extenderla a los gerentes municipales. Sin embargo, vaticinó que la medida no tendrá mérito en caso de continuar el decrecimiento, que puede obligar a plantear una bajada de su sueldo.

Al parecer de Trias, endeudarse en crisis "es una obligación del Ayuntamiento" para dar respuesta social a jóvenes y ancianos, convertir el Hospital de Sant Pau "en una de las maravillas de Europa" y construir residencias sociosanitarias. Puntualizó que debe hacerse en situación de equilibrio y no seguir el ejemplo de Madrid, que "se ha pasado", aunque así tiene más Metro y equipamientos.

OTRAS SOLUCIONES PARA EL TRANVÍA

Trias vio un error en que, en el marco del debate sobre la reforma del tramo central de la avenida Diagonal entre las plazas de Macià y Glòries, no se pongan alternativas sobre la mesa a conectar el tranvía por la avenida. "Hay otras soluciones por la ciudad", aseguró, pero no quiso revelarlas.

Advirtió del peligro de consultar a los barceloneses sobre dos trazados de tranvía y consideró que el proceso participativo ha empezado mal, porque antes se deberían haber decidido los parámetros básicos de la convivencia entre peatones, coches, bicicletas y transporte público.

Para que no pase igual que en la plaza Lesseps, cuya reforma despierta críticas porque se había prometido un corredor verde hacia el Tibidabo, defendió votar sobre conceptos y no proyectos. Para Trias, la nueva Diagonal requerirá dos carriles por sentido --ahora son cinco, uno de los cuales para autobuses--, un carril bici segregado y ganar espacio para peatones.