Trinidad Jiménez no cree que Gallardón ceda la alcaldía a Botella por una cuestión de "respeto a la voluntad ciudadana"

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

La ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, aseguró hoy que no cree que el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, vaya a dejar su cargo y cedérselo a la actual teniente de alcalde y delegada del Área de Medio Ambiente del Consistorio madrileño, Ana Botella, por una cuestión de "respeto a la voluntad ciudadana".

En declaraciones al programa 'La mirada crítica' recogidas por Europa Press, Jiménez, quien aseguró que durante su época como portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid ya se comentaba este asunto, afirmó que cuando alguien se presenta a unas elecciones "lo hace con la intención de mantener su posición en el cargo durante el tiempo por el que le han elegido los ciudadanos, que es lo razonable salvo alguna circunstancia de fuerza mayor".

"Normalmente, cuando uno está al frente de su puesto lo hace para agotar este tiempo por el cual ha sido elegido por los ciudadanos, por tanto, hablamos de una cuestión de respeto a la voluntad ciudadana", aseguró.

Además, la ministra señaló que no tiene "ningún tipo de signo" que le permita pensar que va a haber ese cambio en el Ayuntamiento madrileño. En este sentido, Jiménez aseguró ver al primer edil "muy entusiasmado con el proyecto olímpico y muy contento con ser alcalde de Madrid", hecho que consideró como una "de las responsabilidades políticas de mayor relevancia que puede tener un político".

Por otra parte, se refirió a la candidatura olímpica madrileña para los Juegos de 2016, asegurando que "tal y como está la ciudad", la candidatura cuenta "con las mejores condiciones de competir para ganar" porque "es muy buen proyecto, con un muy buen equipo, muy solvente y preparado, y sobre todo, con una gran adhesión ciudadana al proyecto y apoyo por parte de las instituciones y grupos políticos, lo que es decisivo".

Por último, recordó la candidatura olímpica a los Juegos de 2012, fecha en la que se encontraba en el Ayuntamiento como portavoz socialista, y aseguró que ya entonces "se hizo un trabajo muy bonito" que sirvió para "poner en marcha las instalaciones y todo el trabajo previo".