Un bosque de cerezos japoneses florecerá cada primavera en el parque Juan Carlos I

  • Madrid, 22 abr (EFE).- Un bosque de casi 200 cerezos japoneses florecerá cada primavera en el parque Juan Carlos I como símbolo "de la amistad" entre Madrid y Japón y como señal de gratitud de la comunidad japonesa hacia la "hospitalidad" de los madrileños.

Un bosque de cerezos japoneses florecerá cada primavera en el parque Juan Carlos I

Un bosque de cerezos japoneses florecerá cada primavera en el parque Juan Carlos I

Madrid, 22 abr (EFE).- Un bosque de casi 200 cerezos japoneses florecerá cada primavera en el parque Juan Carlos I como símbolo "de la amistad" entre Madrid y Japón y como señal de gratitud de la comunidad japonesa hacia la "hospitalidad" de los madrileños.

Con motivo del vigésimo aniversario de su creación, la Asociación de la Comunidad Japonesa de Madrid ha regalado a la capital este jardín de 190 frondosos cerezos, que han inaugurado hoy en el parque Juan Carlos I la teniente de alcalde del Ayuntamiento y delegada de Medio Ambiente, Ana Botella, y el embajador de Japón en España, Motohide Yoshikawa.

"Con la flor del cerezo, la flor nacional de Japón, queremos agradecer a los madrileños la cálida acogida que han dado siempre a la comunidad japonesa", ha señalado el presidente de esta asociación, Yousuke Yamashita, quien ha expresado su deseo de que este bosque se convierta en "una expresión de la alegría que supone la primavera".

Para lograr este hermoso jardín, que crece desde febrero en la zona sur de este espacio verde del distrito de Barajas, la comunidad japonesa en Madrid lleva dos años recaudando fondos para adquirir estos casi 200 "sakuras" -cerezos japoneses-, 140 de la especie "somei yoshino" y 50 de "shidare yoshino", que han sido trasplantados expresamente desde Bélgica.

Así, los madrileños podrán disfrutar desde ahora de la preciosa tradición japonesa del "Hanani", una costumbre muy arraigada en la sociedad nipona que consiste en la contemplación de las flores del cerezo.

El embajador de Japón en España ha explicado que, al igual que hacen las familias y los grupos de amigos en Japón, los madrileños podrán reunirse cada primavera en el parque Juan Carlos I para disfrutar de la floración de estos bellos árboles.

Y es que "los japoneses y los madrileños comparten su aprecio por la naturaleza y los espacios verdes", ha señalado Motohide Yoshikawa, quien ha hecho hincapié en que en este bosque de cerezos "se produce el encuentro de dos culturas que aprecian las flores".

El embajador ha destacado también que este "rincón de Japón" en el parque Juan Carlos I será también un espacio para el reconocimiento "de la larga trayectoria de colaboración amistad" con Madrid.

Por su parte, la delegada de Medio Ambiente ha agradecido a la comunidad japonesa que haya "honrado a Madrid con un gesto tan significativo" y se ha mostrado convencida de que este bosque "va a unir aun más a estas dos culturas, entre las que existe una fascinación mutua en todos los ámbitos, la gastronomía, el idioma o la música".

Botella ha dicho que este jardín "enriquecerá" a los madrileños y les impregnará "del respeto por la naturaleza y de la búsqueda del equilibrio con el entorno" que caracteriza a la cultura japonesa.

Tras la intervención de la delegada, una decena de niños del colegio japonés de Madrid han interpretado danzas y cantos junto al bosque de cerezos.

En Madrid vive la mayor comunidad japonesa de España y cerca de cien empresas del país nipón desarrollan su actividad en la capital, que el año pasado fue visitada por más de 150.000 turistas procedentes de Japón.

La Embajada ya agradeció a la capital su esfuerzo por potenciar los vínculos, a través del "Plan Japón" que desarrolla el Área de Economía, concediendo al alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón la condecoración de la "Orden del Sol Naciente".