Un total de 13 familias murcianas disfrutan desde hoy de un nuevo hogar en el barrio del Espíritu Santo de Espinardo

MURCIA, 8 (EUROPA PRESS)

El concejal de Vivienda, Transporte y Comercio del Ayuntamiento de Murcia, Antonio Castillo Pérez, y la pedánea de Espinardo, Encarnación Guillén, hicieron entrega de las llaves de un total de 13 nuevas viviendas a familias del barrio Espíritu Santo, según informaron fuentes municipales en un comunicado.

De este modo, la promoción promoción de las 13 viviendas se enmarca dentro del programa de regeneración del barrio, en el que el alcalde de Murcia, Miguel Angel Cámara, puso un especial empeño e ilusión para dotar a los vecinos de las mejores condiciones de vida.

Los nuevos inmuebles se entregaron exclusivamente para realojar en régimen de alquiler a familias del mismo barrio, que residen ahora en viviendas muy antiguas y con importantes problemas de habitabilidad. Los gastos de construcción supusieron una inversión de 832.029 euros del presupuesto municipal.

En el diseño de la promoción se tuvo en cuenta las particularidades de las familias que potencialmente irán a vivir en ellas. Así, como la mayoría son personas mayores de 75 años que viven solas o en pareja, se destinaron viviendas desarrolladas exclusivamente en planta baja y con amplitud suficiente para una buena accesibilidad de discapacitados físicos, cuarto de baño con ducha en lugar de bañera, y dotación de dos dormitorios para prever la necesidad de atención de un cuidador.

La promoción incluye nueve viviendas en planta baja de dos dormitorios, dotadas de patio de uso exclusivo y acceso independiente desde la calle, completándose el programa con tres viviendas de tres dormitorios a las que se accede desde escaleras exteriores y con una vivienda dúplex de cuatro dormitorios dirigida a una familia de mayor tamaño.

Todas las viviendas disponen de un espacio exterior protegido de vistas para el tendido de ropa, diseñadas de forma que el acceso de cada una sea independiente, para evitar establecer comunidades de vecinos y que tengan que atender a gastos de mantenimiento comunes.