Méndez de Vigo pide tranquilidad a los catalanes excluidos porque Rajoy, con "cabeza fría", defenderá sus derechos


MADRID|
Méndez de Vigo pide tranquilidad a los catalanes excluidos porque Rajoy, con "cabeza fría", defenderá sus derechos

Méndez de Vigo pide tranquilidad a los catalanes excluidos porque Rajoy, con "cabeza fría", defenderá sus derechos MADRID | EUROPA PRESS

Méndez de Vigo pide tranquilidad a los catalanes excluidos porque Rajoy, con "cabeza fría", defenderá sus derechos

Méndez de Vigo pide tranquilidad a los catalanes excluidos porque Rajoy, con "cabeza fría", defenderá sus derechos MADRID | EUROPA PRESS

Emplaza a Colau a aclarar si está con la ley o en contra de la ley porque ante el referéndum "no caben medias tintas" Ve difícil que aumente más el victimismo, como lo prueba el grado de "distorsión" de la carta de Puigdemont pidiendo diálogo

Emplaza a Colau a aclarar si está con la ley o en contra de la ley porque ante el referéndum "no caben medias tintas"

Ve difícil que aumente más el victimismo, como lo prueba el grado de "distorsión" de la carta de Puigdemont pidiendo diálogo

El portavoz del Gobierno y ministro de Educación, Cultura y Deporte, Iñigo Méndez de Vigo, ha pedido tranquilidad a los ciudadanos catalanes excluidos y "olvidados" por el desafío secesionista, porque Mariano Rajoy actuará con "cabeza fría" para "defender y respetar los derechos de todos". Además, ha defendido "dejarse de hipocresías" al pedir ahora diálogo cuando "lo único que quieren es hacer un referéndum secesionista y proclamar una república en Cataluña", algo que, no van a "consentir".

"Si el Gobierno de la Generalidad solamente se ocupa de los secesionistas, el Gobierno de España se va a ocupar de todos los catalanes, de garantizar sus derechos y sus libertades", ha declarado Méndez de Vigo a Europa Press, a menos de dos semanas del referéndum que quieren celebrar los independentistas.

GARANTIZAR LA CONVIVENCIA PACÍFICA

Al ser preguntado si el Ejecutivo ya está pensando en la aplicación del artículo 155 de la Constitución --después de que Rajoy dijera el viernes 'nos van a obligar a llegar a lo que no queremos'--, el ministro no ha aclarado cuáles serán los pasos del Gobierno y ha reclamado a la Generalitat que "reconsidere" su posición y "vuelva al sentido común" como hizo el presidente del Gobierno el pasado viernes en Barcelona.

Tras destacar la importancia de "garantizar la convivencia pacífica de todos los catalanes", ha señalado que el Ejecutivo lo que hace es "defender" y "respetar los derechos de todos". "Y lo que el presidente del Gobierno ha venido diciendo desde el principio es que siempre lo hará con moderación y guardando la cabeza fría", ha enfatizado.

En este sentido, ha criticado que el Gobierno de Puigdemont se haya "olvidado" de todos aquellos ciudadanos que "han sido desde hace muchos siglos catalanes, españoles y europeos y quieren seguir siéndolo". "Y el Gobierno de España velará porque los derechos y las libertades de todos estén garantizados y sean respetados", ha apostillado.

Méndez de Vigo ha recordado que Ciceron decía "seamos esclavos de la ley para poder ser libres" y ha recalcado que el Gobierno defiende y defenderá el cumplimiento de esa legalidad porque es "la garantía en la defensa de los derechos de todos".

SI VULNERAN LA LEY, HABRÁ SANCIÓN

"En Europa nadie entiende que se salte uno la ley para llegar antes a un sitio. Nadie entiende que por querer llegar a casa rápidamente se salte uno los semáforos. Sabemos que si nos saltamos los semáforos, habrá una sanción", ha advertido, para insistir en que si las autoridades catalanes "vulneran la ley, lo lógico es que haya una sanción".

Así, el ministro ha recalcado que "lo importante" es que el Gobierno de Rajoy respeta los derechos y las libertades de todos. "Y eso es lo que nos importa, que aquellas personas que no encuentran sus derechos representados por el Gobierno de Cataluña, sepan que el Gobierno de la nación está detrás de ellos, amparándoles y tiene la fuerza de la democracia, que es la fuerza de la ley", ha aseverado.

Méndez de Vigo ha defendido las medidas aprobadas por el Consejo de Ministros el pasado viernes para controlar las finanzas de la Generalitat, de forma que ni un solo euro vaya a "una pretendida consulta que solo interesa a los secesionistas". Según ha dicho, se trata de una "medida eficaz" para preservar los servicios públicos.

Ante la posibilidad que en estos 15 días aumente el victimismo por parte del Gobierno catalán, que ya habla de aplicación "encubierta" del 155 de la Constitución, ha asegurado que será difícil que aumente el victimismo" porque "ha alcanzando ya unos grados enormes".

Así, ha dicho que la "distorsión en los argumentos es completa" como, en su opinión, "lo prueba la carta" que hace dos días enviaron varias autoridades de Cataluña --Puigdemont, Ada Colau y Forcadell-- a Mariano Rajoy y al Rey pidiendo dialogar sobre el referéndum.

Méndez de Vigo ha explicado que el Gobierno del PP ha mantenido siempre una oferta de diálogo "dentro de la ley" y ha recordado que cuando en su día Artur Mas acudió a Moncloa con un documento de 46 propuestas, estaban dispuestos a hablar de esas 45 iniciativas menos la relativa a un referéndum "ilegal e inconstitucional".

"El Gobierno de la Generalitat no ha tenido interés ninguno en dialogar sobre temas que de verdad afectan a la vida cotidiana, solo querían hablar de lo otro y además en unos términos de imposible diálogo, referéndum sí o sí", ha declarado.

Por tanto, el ministro ha dicho que cuando se pide diálogo "hay que dejarse de hipocresías" porque "lo único que quieren es hacer un referéndum secesionista, proclamar una república en Cataluña y romper en cinco horas con 500 años de historia".

"El Gobierno no lo va a consentir, el Gobierno va a defender el derecho de todos y las libertades de todos, porque es obligación de todo Gobierno, velar porque la convivencia sea una realidad, esa convivencia que ha hecho que Cataluña haya vivido las últimas décadas de prosperidad y de bienestar material dentro de España y dentro de Europa", ha indicado.

LAS "MEDIDAS TINTAS" DE COLAU

El portavoz del Gobierno ha calificado de "sorprendente" que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, diga que "no va a ceder los locales y, al mismo tiempo haga un acto con aquellos alcaldes que están dispuestos a vulnerar la ley", en alusión al encuentro con Puigdemont y otros 700 regidores pro referéndum que tuvo lugar en Barcelona este sábado.

"Éste es un tema serio, un tema importante, en el que no caben medias tintas. Se está con la ley, se está con el respeto y la garantía de los derechos de todos o se está en contra", ha afirmado, para añadir que en tema como el desafío secesionista "la clarificación es muy importante" porque "si no la gente va a ver que hay algunos que no tienen las ideas claras y que dudan cuando tienen que tomar una decisión".

El ministro de Educación, Cultura y Deporte ha advertido a la alcaldesa de Barcelona que "cuando uno pretende gobernar para todos y lo que está en juego es la vulneración de la ley y los derechos de todos los barceloneses, no caben las dudas".