Aguirre suprime la Consejería de Cultura, Turismo y Deportes para ahorrar

  • Madrid, 29 abr (EFE).- La presidenta de la Comunidad de Madrid ha anunciado hoy la supresión de la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte, que desaparecerá en el nuevo organigrama del Gobierno madrileño que se aprobará en el Consejo del próximo jueves, con el fin de reducir gastos para afrontar la crisis.

Madrid, 29 abr (EFE).- La presidenta de la Comunidad de Madrid ha anunciado hoy la supresión de la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte, que desaparecerá en el nuevo organigrama del Gobierno madrileño que se aprobará en el Consejo del próximo jueves, con el fin de reducir gastos para afrontar la crisis.

Aguirre ha hecho este anuncio hoy, durante su intervención en el pleno monográfico sobre la crisis económica que se celebra en la Asamblea madrileña, donde además ha anunciado que va a rebajar un punto el tramo autonómico del IRPF en la compra de primera vivienda nueva y que se eliminará el recargo autonómico del Impuesto de Actividades Económicas (IAE).

Todas estas medidas, ha dicho, pretenden ayudar a las familias madrileñas a superar los efectos de la crisis y además, incentivar sectores que están afectados especialmente por esta coyuntura, como son la vivienda y la automoción.

En este último caso, Aguirre ha anunciado que la Comunidad de Madrid bonificará el 20% del impuesto de matriculación para los madrileños que adquieran un vehículo.

Entre las medidas anunciadas por la presidenta destaca asimismo el plan de reactivación económica y empleo que el Gobierno regional presentará "en los próximos días" y que incluye 49 medidas "de aplicación inmediata y especial incidencia en pymes y autónomos", según ha indicado y ha confiado en que esta iniciativa cuente con el consenso de los grupos políticos y de los agentes sociales y económicos.

La presidenta ha comenzado su exposición detallando las causas, que a su juicio, han llevado a nuestro país a ser "una fábrica de parados" en medio de una crisis mundial que, ha afirmado, es mucho peor en España que en nuestro entorno europeo.

Las causas de estos problemas son, en su opinión, "el mal funcionamiento de los organismos reguladores de crédito, un marco de relaciones laborales obsoleto, la excesiva presión fiscal, el exceso de burocracia, unas fuentes de energía caras y escasas y un sistema educativo que no reúne suficiente calidad".

Para "sanear y recapitalizar el sistema financiero" y evitar que muchas pymes "solventes" se vean abocadas al cierre y a crear desempleo por falta de créditos bancarios, Aguirre ha propuesto que el Banco de España "intervenga sin tardanza" en las entidades financieras con más problemas y que haga emisiones "a tipos de interés interesante" para "reiniciar el ciclo del crédito".

Ha recordado que la Comunidad de Madrid, por su parte, ha suscrito un "ambicioso programa de crédito" en avales y financiación para autónomos y pymes con distintas instituciones empresariales y entidades bancarias por importe de 7.000 millones de euros y que próximamente elevará esa dotación hasta 10.000 millones de euros porque se van a adherir a este plan nuevas entidades financieras.

Aguirre, que ha recomendado a las pymes y a los autónomos "que acudan sin falta a la Comunidad de Madrid y a la Cámara de Comercio en busca de crédito", ha dicho además que "no hay más remedio" que realizar "una reforma en profundidad" del mercado laboral que está convirtiendo a España "en la fábrica de parados de Europa" e imitar a países como Irlanda que tienen marcos laborales "mucho mas flexibles y ejemplares a la hora defender los derechos de los trabajadores".

"No estoy pensando en el despido" ha dicho la presidenta, cuya principal preocupación son "las dificultades y la rigidez" del sistema de contratación español y en este sentido ha señalado que apoya la propuesta de CEIM de establecer un contrato de crisis "único e indefinido" para nuevos trabajadores.

Ha afirmado que los impuestos y las cargas en los contratos laborales "actúan como barrera" a la hora contratar trabajadores y ha acusado a la oposición de tener un posicionamiento "dogmático" porque "su dogma es el marco (laboral) franquista".

Un marco laboral más flexible, en lo que respecta a contrataciones y despidos, con impuestos más bajos para que España y Madrid resulten "atractivos" para los inversores, son soluciones propuestas por Aguirre para enfrentarse a una crisis que ha hecho que el paro crezca en España en 1,8 millones de personas el último año y que en el último trimestre 9.000 personas pierdan su empleo cada día.

Por contra, en Madrid el paro se ha incrementado en 254.000 personas de marzo de 2008 a marzo de 2009 lo que, para Aguirre, "no puede servir de consuelo" sino que demuestra la necesidad de "trabajar duro" a nivel nacional para "rectificar errores" a semejanza de "los madrileños, que hemos demostrado coraje, fuerza y espíritu para salir de las situaciones más difíciles", ha indicado.