Antonio Gala cree insultante que Córdoba tenga que "mendigar" su capitalidad cultural

  • Madrid, 11 may (EFE).- El escritor Antonio Gala ha dicho estar "indignado" por que Córdoba tenga que presentar su candidatura a Capital Cultural Europea, cuando Europa hace tiempo que se lo tenía que haber "suplicado".

Antonio Gala cree insultante que Córdoba tenga que "mendigar" su capitalidad cultural

Antonio Gala cree insultante que Córdoba tenga que "mendigar" su capitalidad cultural

Madrid, 11 may (EFE).- El escritor Antonio Gala ha dicho estar "indignado" por que Córdoba tenga que presentar su candidatura a Capital Cultural Europea, cuando Europa hace tiempo que se lo tenía que haber "suplicado".

"No puedo consentir que Córdoba entre en el juego de que le tengan que conceder ese reconocimiento", ha subrayado el escritor de "El manuscrito carmesí".

Gala, que no es cordobés de nacimiento pero sí de corazón, ha resaltado la belleza de esta ciudad, "puesta por los dioses entre Sierra Morena y el Guadalquivir", en la puesta de largo de su candidatura, que ha tenido lugar hoy en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.

En la gala, orquestada por los actores Fernando Tejero y Macarena Gómez, no ha faltado ningún cargo institucional de todos los que componen la Fundación 2016 Córdoba Ciudad Cultural y todo ellos han mostrado el mismo entusiasmo, aunque más comedido que el de Gala, por las múltiples razones que hacen a Córdoba valedora de ese título.

El recién estrenado alcalde de la ciudad, Andrés Ocaña; el presidente de la diputación cordobesa; Francisco Pulido, la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía, Isabel Ambrosio y el rector de la Universidad de Córdoba, José Manuel Roldán, e incluso el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos mediante una grabación de vídeo, han apoyado la causa cordobesa.

Tejero y Gómez han ofrecido un largo catálogo de razones por las que Córdoba merece correr la misma suerte que Madrid en 1992, Santiago de Compostela en 2000 o Salamanca en 2002, pero la principal: ser asentamiento y ostentar la capitalidad de múltiples civilizaciones.

Los maestros de ceremonias han recordado que Córdoba fue capital de la provincia Bética en tiempos del Imperio Romano y que desbancó a Damasco o a Bagdad como ciudades principales de Al-Andalus.

El crisol de culturas que ha desfilado por este enclave bañado por el Guadalquivir ha dado a Córdoba privilegios como ver nacer a filósofos de la talla de Séneca o Averroes, a poetas como Góngora, a escritores como el Duque de Rivas o a Juan Valera, a políticos como Alejandro Lerroux o Alcalá Zamora y al torero Manolete.

A parte de éstas personalidades, Córdoba completa su oferta cultural con monumentos de la talla de la Mezquita, la Sinagoga o el Puente Romano, con un casco antiguo ya proclamado Patrimonio de la Humanidad y con una rica y variada gastronomía.

Además, Córdoba hace gala de su proyección de futuro como capital cultural, bajo el lema 'El futuro tiene raíces', con proyectos como la Bienal Internacional de Fotografía, la Bienal de Artes Plásticas o el Festival de Música de las Tres Culturas.