Arenas defiende un pacto andaluz por el empleo basada en la austeridad y en la bajada de impuestos

No acepta retrasos en las leyes que derivarán en la descentralización, "una promesa de hace 19 años"

GRANADA, 8 (EUROPA PRESS)

El presidente del PP-A, Javier Arenas, defendió hoy el impulso de un pacto andaluz por el empleo que incluya medidas de "austeridad, reformas y la bajada de los impuestos", puesto que de lo contrario no "va a servir" para afrontar la actual situación económica de la comunidad.

Arenas, que mantuvo en Granada una reunión con alcaldes 'populares' de municipios de más de 10.000 habitantes, aseguró que está dispuesto a dialogar sobre este asunto "hasta la extenuación", pero advirtió de que no se puede impulsar un pacto andaluz por el empleo sobre la base de un documento con 41 medidas que en su mayoría corresponden a promesas de hace 20 años.

Defendió la compatibilidad del acuerdo político con la concertación social y acusó al gobierno andaluz de haberse "cargado" la credibilidad de la misma al no cumplirse "ni uno solo" de los objetivos recogidos en el VI acuerdo. Se refirió a asuntos como la estabilidad laboral, el crecimiento económico, la convergencia con Europa o la prevención de riesgos laborales.

"No tienen la culpa los empresarios ni los sindicatos, sino quien tiene la responsabilidad de gobernar", incidió el dirigente popular, que instó al gobierno andaluz a hacer balance del VI acuerdo de concertación social en el Parlamento de Andalucía antes de firmar el próximo, el cual --dijo-- "debe introducir reformas que Andalucía necesita"

En cuanto a las relaciones con las entidades locales, Arenas acusó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, al ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, y al presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, de intentar trasladar a los ayuntamientos sus responsabilidades frente a la crisis.

Les acusó de que "quererse lavarse las manos" respecto al paro y aludió a las "trampas" que a su juicio conllevan las medidas anticrisis aprobadas por el Gobierno central, como el Fondo Estatal de Inversión local, ya que convierten a los alcaldes en los responsables de los parados y les "obligan" a subir los impuestos".

En este contexto anunció que un paquete de medidas que mejoren la situación de las entidades locales y que a su vez se trasladarán al Congreso, al Senado, a la calle --"que no es propiedad de ningún partido"-- y a los tribunales "si hace falta".

Entre estas iniciativas se encuentra la puesta en marcha de un sistema de financiación local "nuevo y justo" que se negocie a la vez que la financiación autonómica; así como incrementar el margen de endeudamiento de los ayuntamientos y destinar a estas entidades el 50 por ciento de la deuda histórica.

También pidió que avales del ICO y Estado para las entidades locales y que éstas reciban los 1.100 millones de euros que "se ha embolsado" el Gobierno central a consecuencia del Fondo Estatal de Inversión Local.

Arenas se refirió también a la decisión tomada ayer por el gobierno andaluz y la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) de retrasar la aprobación de la leyes de Régimen Local y de Participación de las entidades locales en los tributos de la comunidad autónoma, un asunto "que el PP no acepta" pues se trata de una promesa de hace 19 años.

Acusó a la FAMP de haberse convertido en "un apéndice" del PSOE y anunció que exigirá al Parlamento de Andalucía que se retome de inmediato esta negociación, al considerar que el argumento de retrasar la tramitación de estas leyes para alcanzar el consenso con el resto de partidos es falso y se pregunto si es con ellos mismos con quien pretende alcanzar ese consenso.