Basagoiti, el joven que trata de modernizar el PP y mantenerlo unido

  • Bilbao, 12 feb (EFE).- Antonio Basagoiti es un joven político de 39 años que desde que accedió a la Presidencia del PP del País Vasco, el pasado verano, ha buscado modernizar y centrar la imagen de su formación, pero manteniendo la unidad en el partido.

Basagoiti, el joven que trata de modernizar el PP y mantenerlo unido

Basagoiti, el joven que trata de modernizar el PP y mantenerlo unido

Bilbao, 12 feb (EFE).- Antonio Basagoiti es un joven político de 39 años que desde que accedió a la Presidencia del PP del País Vasco, el pasado verano, ha buscado modernizar y centrar la imagen de su formación, pero manteniendo la unidad en el partido.

Basagoiti, nacido en Bilbao un 25 de octubre, una fecha emblemática en el País Vasco por ser la de la abolición de los fueros y la de la aprobación del Estatuto de Gernika, será el cuarto candidato a lehendakari del PP desde su refundación, tras Jaime Mayor Oreja, Carlos Iturgaiz y María San Gil.

Desde que accedió a la presidencia de su partido, Basagoiti comenzó una precampaña en la que ha buscado una imagen joven y moderna para el PP, para lo que ha recurrido a la música pop en directo y ha arrinconado la corbata.

Miembro de una familia de destacados empresarios y banqueros vizcaínos, con una fuerte presencia en el Banco Hispano-Americano, ahora integrado en el Santander, Antonio Basagoiti también trabajó en banca y en 1994 comenzó su interés por la política, cuando vivía en Bilbao con su tía, la que fue portavoz 'popular' en el Ayuntamiento de Bilbao, Ascensión Pastor.

El asesinato de Gregorio Ordóñez en enero de 1995 le llevó a afiliarse al PP y en mayo de ese año, con 25 años, fue elegido concejal en el Ayuntamiento de Bilbao, donde ha desarrollado toda su carrera política hasta el pasado verano, salvo un breve periodo de un año en el que fue director de Juventud en el primer Gobierno de Aznar.

Con un discurso en el que destacan las expresiones coloquiales y un trato cercano con los ciudadanos, sobre todo con los bilbaínos, donde es más conocido, hasta llegar a la presidencia del PP vasco, Basagoiti expresó, en más de una ocasión, una posición propia y discrepante con la oficial del partido, generalmente en la defensa de la autonomía del PP vasco respecto a la dirección nacional del partido.

En la crisis precongresual del PP se posicionó a favor de Mariano Rajoy, pero sin criticar en ningún momento a María San Gil desde que ésta decidió abandonar la redacción de la ponencia Política, adelantar a julio el congreso de los 'populares' vascos y renunciar a optar a la reelección.

Designado candidato de "consenso" para presidir el PP vasco, una vez elegido formó una amplia ejecutiva en la que integró también a los dirigentes afines a San Gil, aunque el protagonismo público de todos ellos ha sido escaso desde entonces.

Toda su carrera política la ha realizado en el Ayuntamiento de Bilbao, en el que ha liderado la oposición a los gobiernos del alcalde Iñaki Azkuna (PNV), con el que su relación ha ido mejorando con el paso de los años.

Únicamente formó parte del gobierno municipal entre 1995 y 1997, cuando el PP se coligó con el PNV, como concejal delegado de Educación y Medio Ambiente.

Su ascensión en el seno del PP vasco comenzó en 1999, cuando los portavoces en las tres capitales fueron nombrados vicesecretarios generales de la formación en Euskadi.

En diciembre de 2004 fue elegido presidente del Partido Popular de Vizcaya, cargo que ostentó hasta el año pasado.

Nacido en Bilbao, Antonio Basagoiti se trasladó a vivir a Madrid a los diez años y regresó a la capital vizcaína para realizar los estudios de Derecho en la Universidad de Deusto.

Casado y con dos hijas, es un amante de la moto, que usa tanto en sus desplazamientos diarios como en viajes largos de turismo, y un aficionado al golf y al cine español, además de acudir asiduamente a San Mamés y La Casilla para presenciar los partidos del Athletic y el Bilbao Basket.