Carmen Heras dice que no admite "presiones" de IU y añade que "a lo mejor a quien le interesa romper es al PSOE"

La alcaldesa de Cáceres lamenta el "teatrillo" de Pavón aunque le agradece su apoyo a los Presupuestos

CÁCERES, 30 (EUROPA PRESS)

La alcaldesa de Cáceres, Carmen Heras, volvió a manifestar hoy que "no" admite "presiones ni amenazas" de Izquierda Unida, su socio de gobierno en el Ayuntamiento, y emplazó al concejal de dicha formación, Santiago Pavón, a "hablar como personas educadas y leales", porque "si no, a lo mejor, a quien le interesa romper (el pacto de gobierno) es al Partido Socialista".

De esta forma se pronunció la regidora cacereña a preguntas de los periodistas antes de unas jornadas sobre la Unión Europea, y ante el comunicado de IU en el que mantiene que "si se vuelve a privatizar el servicio de agua de la ciudad, se considerará fuera del gobierno y en la oposición con todas las consecuencias que de ello se deriven".

Ante este hecho, Heras indicó que "llegará el momento en que habrá que hablar de todo, pero hablando como personas educadas, leales y como socios de gobierno realmente, porque si no, a lo mejor, a quien le interesa romper es al Partido Socialista".

"Yo me considero una persona conciliadora y me siento a hablar con todos a priori, pero presiones las mínimas y menos de un grupo que tiene un concejal frente a once que tiene el PSOE", aseveró.

"TEATRILLO Y VERGÜENZA"

"Presiones, las mínimas y desde luego amenazas, ninguna. Bastante tenemos que soportar en algunas ocasiones esa especie de teatrillo con la que se adornan las decisiones. Bastante vergüenza pasamos ayer algunos en el pleno, por lo tanto, cada cosa en su sitio", apostilló, en relación a la actitud de Pavón en la sesión plenaria en la que rompió dos informes técnicos realizados por los servicios municipales.

Para Heras lo "importante" es que ayer se aprobaron los Presupuestos Municipales de 2009 y que los grupos políticos que votaron a favor (PSOE, IU-Siex, y Foro Ciudadano) tuvieron la "responsabilidad de ver lo importante que es el interés de Cáceres", por lo que defendió las cuentas públicas por tener "un fuerte componente de financiación para pagar todas las deudas que han llegado de otras corporaciones".

"Agradezco mucho a los dos grupos políticos que apoyaron al PSOE para aprobar el presupuesto y soy consciente de lo que significa para ellos, lo mismo para uno que para otro", añadió. "Ellos tienen derecho a decir lo que tengan que decir, pero dentro de una armonía y un planteamiento educado y legal, pero que el socio más pequeño esté todo el día amenazando al socio más grande, suena un poquito raro", matizó.

Recordó que la situación económica del ayuntamiento cacereño "es delicada" y los presupuestos diseñados por el equipo de Gobierno "buscan una financiación para poder ir haciendo frente a una deuda que no es de la actual corporación", recordó en alusión a la gestión anterior del PP.

"El PSOE, Foro Ciudadano e Izquierda Unida han aprobado un presupuesto para hacer frente a este tipo de deudas y el PP no lo ha votado por lo que no le preocupa que los empresarios de Cáceres puedan seguir soportando sus negocios, ya que algunos tienen una situación muy delicada", dijo.

"DEBILITAR AL GOBIERNO"

Ante la petición de PP-EU de que cesase al primer teniente de alcalde, Heras señaló que se trata de una estrategia para "debilitar" al gobierno local. "Al PP le encantaría debilitar al gobierno pero no se da cuenta de que en la oposición también hay que tener responsabilidad", por lo que dijo no entender su voto en contra ya que "deberían haberse abstenido", porque el documento "plantea una serie de medidas para intentar sufragar unas deudas de las que ellos son responsables", argumentó.

"Deberían, como mínimo, haberse abstenido, porque votar en contra supone una irresponsabilidad total y manifiesta del PP y por supuesto de su portavoz", aseveró, mientras criticó el hecho de que los 'populares' presentasen una enmienda, que al final fue rechazada, pero que manifestaran su intención de votar igualmente contra los presupuestos aunque se hubiese admitido.

"No se puede criticar unos presupuestos y no presentar una alternativa", dijo Heras, que añadió que "no se puede decir que son cosas del pasado, pero no querer asumir que son cosas de su pasado". "Creo que la portavoz hizo un mal discurso, creo que fue muy, muy irresponsable desde el punto de vista del funcionamiento de la ciudad y del desconocimiento de cómo se ha gobernado", concluyó.