Chaves vuelve a la política nacional tras 19 años en Andalucía

MADRID (Reuters) - Manuel Chaves deja Andalucía, que ha dirigido cómodamente durante 19 años, vuelve a la política nacional tras su nombramiento el martes como vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial.

Ahora podría tener que participar en la negociación de uno de los asuntos más espinosos a los que se enfrenta el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero: la financiación autonómica, que está pendiente de cerrar.

Nacido en Ceuta en julio de 1945, está casado y tiene dos hijos. Es doctor en Derecho por la Universidad de Sevilla, y ejerció de profesor primero en Bilbao entre 1975 y 1977, y después en la Facultad de Derecho de Córdoba.

Inició su actividad política en la década de los 60, cuando estudiaba en la Universidad de Sevilla, donde conoció a futuros dirigentes socialistas como Felipe González Amparo Rubiales, Javier Pérez Royo o Rafael Escuredo.

Es militante del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y de la Unión General de Trabajadores (UGT) desde 1968.

Entre 1986 y 1990 ocupó el cargo de ministro de Trabajo y Seguridad Social en el segundo gobierno de González. Durante su mandato se produjo en 1988 la primera huelga general en la democracia española, convocada por UGT y CCOO.

Después ganó las elecciones autonómicas andaluzas de 1990, y desde entonces preside la Junta de Andalucía. En marzo de 2008 logró su sexta victoria con mayoría absoluta.

Fue designado presidente del PSOE en el 35º Congreso del PSOE de julio de 2000, en el que salió elegido secretario general José Luis Rodríguez Zapatero.

Andalucía cuenta con un nuevo Estatuto de Autonomía, aprobado por referéndum en febrero de 2007, con aspectos como una educación pública laica, la gratuidad de libros de texto, libre elección de médico y centro sanitario, y el testamento vital, entre otros.

Preside desde 1998 la Fundación Tres Culturas del Mediterráneo, una entidad que apela al modelo histórico de convivencia desarrollado en Al- Andalus por cristianos, musulmanes y judíos.

Cinéfilo empedernido, le gusta también escuchar a los Beatles y pasar las vacaciones estivales en la coste onubense o gaditana. Ha asegurado que cuando abandone la política le gustaría volver a su plaza de profesor de Derecho en la Universidad de Córdoba y participar en la formación de las nuevas generaciones de políticos.