Detenido por terrorismo en Bolivia duda de que húngaros prófugos sigan vivos

  • La Paz, 5 may (EFE).- Uno de los detenidos por su presunta implicación en la trama terrorista que se investiga en Bolivia afirmó hoy que duda de que los dos húngaros considerados prófugos por la Fiscalía no hayan sido asesinados por el supuesto cabecilla de la banda.

La Paz, 5 may (EFE).- Uno de los detenidos por su presunta implicación en la trama terrorista que se investiga en Bolivia afirmó hoy que duda de que los dos húngaros considerados prófugos por la Fiscalía no hayan sido asesinados por el supuesto cabecilla de la banda.

El presidente de la comisión de diputados que investiga el caso, el oficialista César Navarro, dijo a los medios que el boliviano-croata Mario Tadic expresó sus dudas de que continúen con vida los húngaros Gabor Dudog y Daniel Gaspar.

La Fiscalía considera a Dudog y Gaspar miembros prófugos de la banda terrorista desarticulada en Santa Cruz (este) en una operación policial en la que murieron tres supuestos mercenarios extranjeros y fueron detenidos Tadic y otro presunto miembro de la organización.

Según declaró Tadic a los diputados que lo entrevistaron en una cárcel de La Paz, el cabecilla de la banda, el fallecido Eduardo Rózsa-Flores, antes de que desaparecieran los húngaros había afirmado que consideraba "más barato gastar dos balas que comprar dos pasajes".

"El señor Tadic duda de que estas personas húngaras estén con vida", agregó Navarro ante los medios tras el encuentro que mantuvieron en horas de la tarde.

Tadic fue detenido el pasado 16 de abril en un hotel de Santa Cruz en la citada operación policial antiterrorista, en la que además de Rózsa-Flores, boliviano con ciudadanía húngara y croata, también murieron Árpád Magyarosi (rumano de origen húngaro) y Michael Martin Dwyer (irlandés).

Junto con Tadic fue aprehendido Elöd Tóásó (húngaro), quien no fue entrevistado por los diputados debido a que no habla un buen inglés, según los medios.

Según las investigaciones de la Fiscalía, el grupo pretendía supuestamente asesinar al presidente Evo Morales, organizar milicias de resistencia en Santa Cruz y, posteriormente, plantear una secesión territorial.

La Fiscalía informó además de que llamará a declarar al prefecto (gobernador) de Santa Cruz, el opositor Rubén Costas, y al empresario Branko Marinkovic, destacado líder autonomista de esa región, quienes fueron implicados en el caso de terrorismo por otros testigos.