Economía.- AENA recurrirá ante el TC el fallo del Supremo sobre Ciudad Santo Domingo, al entender que cumple con la Ley

Cada vuelo en Barajas supone 11.900 euros adicionales a la economía madrileña, según AENA, por lo que dice "hará lo posible por respetar a los vecinos y mantener estas cifras" MADRID, 12 (EUROPA PRESS) El director adjunto del aeropuerto de Madrid-Barajas, José Sanz, confirmó hoy que Aeropuertos Españoles y Navegación (AENA) recurrirá al Tribunal Constitucional (TC) la sentencia del Supremo que le condena a indemnizar con 30.000 euros a cinco vecinos de la urbanización Santo Domingo, en Algete, después de que el Supremo desestimara ayer el incidente de nulidad promovido por el gestor aeroportuario. La sentencia del Tribunal Supremo (TS) instaba a AENA a adoptar las medidas precisas para preservar el descanso de los vecinos y establecía la suspensión de los sobrevuelos sobre la colonia, además de condenar al ente a pagar 6.000 euros a cada uno de los cinco vecinos demandantes, representantes del resto de 5.000 residentes de la colonia. AENA entiende que el nuevo auto del Supremo, paso previo para la presentación del recursos ante el TC, "no es un obstáculo" para considerar que las medidas a las que se refiere la sentencia ya han sido ejecutadas. "Estamos por debajo de los límites máximos actuales que establece la Ley del Ruido, ley con la que cumplimos", aseguró Sanz. En una rueda de prensa, Sanz informó de que el Ministerio de Fomento, organismo que debe velar por la ejecución de la sentencia, ha enviado un informe al Alto tribunal y a las partes, a través del secretario de Estado de Transportes, Fernando Palao, en el que se da cuenta de las medidas realizadas desde 2002 --un año antes de que se denunciaran los hechos-- en el aeropuerto de Madrid-Barajas para minimizar el impacto acústico, sin que se hayan presentando por el momento alegaciones. Desde la publicación de la Sentencia hay un periodo de dos meses y diez días hábiles para que AENA la ejecute de manera voluntaria, plazo que terminó el 26 de enero. "El argumentario que se ha enviado demuestra que las actuaciones realizadas han dado como resultado un impacto acústico menor al momento de la denuncia", añadió Sanz, quien no precisó en qué fecha se presentará el recurso de amparo al Constitucional. Para Sanz la sentencia del Supremo pide que se adopten medidas precisas, lo que no tiene por qué significar que "los aviones dejen de pasar". "Es como si se pide a los camiones de basura que dejen de realizar su servicio por el ruido que generan más allá de adaptar los vehículos o de aplicar otras alternativas para minimizar su impacto", puso como ejemplo. Sobre la propuesta presentada por los vecinos de Algete para que algunas de las rutas de aviones que afectan a la zona se desvíen al Valle del Jarama, Sanz señaló que ésta y otras alternativas se han estudiado sin que por el momento se hayan considerado viables. Sanz explicó que toda mejora debe cumplir con tres condiciones: el cumplimiento de la normativa de seguridad, ya que "en ningún caso se pondrá en riesgo por minimizar el ruido"; el mantenimiento del número de operaciones, y el reparto equitativo de las trayectorias de las rutas. No obstante, el responsable de Barajas afirmó que están en contacto permanente con los vecinos de Algete y de Ciudad Santo Domingo a la hora de adoptar cualquier mejora al respecto siempre que sea posible. MEDIDAS EMPREDIDAS. El director adjunto del aeropuerto de Madrid-Barajas hizo un repaso de las actuaciones realizadas en el aeropuerto madrileño encaminadas a reducir el impacto acústico y medioambiental. En esta línea, señaló que el aeródromo cuenta con un sistema monitorizado de ruidos --SIRMA-- compuesto por 25 terminales con micrófono incorporado que miden la huella sonora de los aviones. De ellos, 22 son fijos y se encuentran repartidos por diferentes municipios (dos de ellos en Ciudad Santo Domingo), siete están ubicados en Barajas y otros seis son portátiles y se distribuyen en función de las solicitudes, las últimas recibidas procedentes de la provincia de Guadalajara. Además, se refirió a la limitación del número de operaciones entre las 23 horas y las 7 horas de la mañana, la prohibición de utilizar la reversa para frenar, la eliminación de los aterrizajes nocturnos en zonas habitadas, especialmente en Ciudad Santo Domingo, y la implantación de trayectorias de navegación de precisión. Asimismo, recordó que la Ley prevé la reducción de las aeronaves más ruidosas hasta su desaparición en 2012. Sanz destacó que de los 152,6 millones de euros comprometidos en el Plan de Aislamiento Acústico, ya se han empleado 138,8 millones de euros. Así, hasta la fecha, AENA ha llevado a cabo el aislamiento acústico en 12.542 viviendas, encontrándose otras 217 residencias en vías de ejecución, lo que supone más del 98% del total de los proyectos presentados ante dicha Comisión. Además, de los traslados de viviendas por esta causa de El Paleto (Coslada) y de Las Castellanas (San Fernando). Finalmente, Sanz subrayó que el aeropuerto de Barajas, en el que trabajan más de 42.000 personas, lo que supone el 9% del empleo en la Comunidad de Madrid, aporta un 11% al Producto Interior Bruto regional y que cada vuelo supone 11.900 euros adicionales a la economía regional. "Tenemos que hacer todo lo posible para mantener estas cifras y respetar a los vecinos", apuntó Sanz.