El Gobierno de Evo Morales organiza la aplicación de las autonomías sin la oposición

  • La Paz, 17 feb (EFE).- El Gobierno de Evo Morales conformó hoy un Consejo que organizará el régimen autonómico en Bolivia y definirá sus leyes y ritmos de avance, al margen de los líderes opositores autonomistas de cuatro regiones que no quieren ser parte de ese órgano.

El Gobierno de Evo Morales organiza la aplicación de las autonomías sin la oposición

El Gobierno de Evo Morales organiza la aplicación de las autonomías sin la oposición

La Paz, 17 feb (EFE).- El Gobierno de Evo Morales conformó hoy un Consejo que organizará el régimen autonómico en Bolivia y definirá sus leyes y ritmos de avance, al margen de los líderes opositores autonomistas de cuatro regiones que no quieren ser parte de ese órgano.

En ausencia de Morales, que regresará mañana de su viaje a Rusia y Francia, el vicepresidente del Gobierno y presidente nato del Congreso, Álvaro García Linera, dio inicio a la labor del consejo formado por prefectos (gobernadores) oficialistas de cinco regiones, dirigentes municipales y de organizaciones sociales afines al mandatario.

García Linera lamentó la ausencia de los prefectos opositores de Santa Cruz, Tarija, Beni y Chuquisaca y los volvió a invitar a ser parte de los trabajos del Consejo Nacional de Autonomías.

Los gobernadores opositores han hecho campaña contra la nueva Constitución de Bolivia al considerar insuficiente el régimen de descentralización que contempla.

En algunos casos, los líderes de estas regiones discutirán por su cuenta la aplicación de sus propios estatutos autonómicos, que aprobaron el año pasado en unos referendos que las autoridades del Estado no reconocieron al considerarlos ilegales.

Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija son los departamentos que aprobaron de forma unilateral estatutos de autonomía entre mayo y junio de 2008.

El vicepresidente García Linera destacó la importancia del Consejo que funciona desde hoy, porque determinará los plazos para la aplicación del régimen autonómico, si se necesitarán diferentes "velocidades" o las leyes que se precisarán para la implantación del sistema de acuerdo con la nueva Carta Magna.

Sostuvo que el "eje autonómico" es uno de los tres pilares fundamentales de ese texto constitucional porque plantea la desconcentración del poder a nivel territorial.

La "igualdad" de los derechos y oportunidades entre indígenas y mestizos y un nuevo modelo de desarrollo económico son, recordó García Linera, los otros dos ejes de la Constitución.

La Carta Magna, aprobada en referendo el 25 de enero con un 61,4 por ciento de apoyo, establece cuatro niveles de autonomía: departamental, provincial, indígena y municipal.

A partir de hoy, según García Linera, se cierra la etapa de los debates sobre las reformas constitucionales para avanzar en la implementación del documento promulgado el 7 de febrero por Morales.

En alusión a la oposición, dijo que si quieren cambiar esa norma tienen el "derecho y el procedimiento para hacerlo" si ganan las elecciones nacionales, convocadas para el 6 de diciembre, o suman dos tercios de respaldo en el Congreso para hacer modificaciones.

Un objetivo que a los opositores, según calculó García Linera, les puede llevar entre 20 ó 25 años.

Tras las elecciones generales de diciembre, Bolivia afrontará nuevos comicios en abril para elegir a los gobernadores de los nueve departamentos del país.

El vicepresidente también remarcó que con la promulgación de la Carta Magna comienza una tercera etapa en el proceso constituyente de Bolivia que, a su juicio, comenzó hace diez años con las luchas sociales indígenas y tuvo su segundo hito en la conformación de la Asamblea Constituyente en 2006.

El Consejo Autonómico tiene previsto trabajar hoy durante varias horas en la definición de su metodología y el vicepresidente incluso anticipó que si fuera necesario la jornada se prolongará hasta la madrugada de este miércoles.