El Gobierno y el PP se enzarzan en acusaciones sobre presunta corrupción por la subvención

  • Sevilla, 27 may (EFE).- La Junta y PP se han enzarzado hoy en acusaciones de corrupción a propósito de la subvención concedida a la empresa Minas de Aguas Teñidas, un caso de "tráfico de influencias", según los populares, mientras el Gobierno andaluz lo achacó a una estrategia para "tapar" desde Andalucía el caso Gurtel.

Sevilla, 27 may (EFE).- La Junta y PP se han enzarzado hoy en acusaciones de corrupción a propósito de la subvención concedida a la empresa Minas de Aguas Teñidas, un caso de "tráfico de influencias", según los populares, mientras el Gobierno andaluz lo achacó a una estrategia para "tapar" desde Andalucía el caso Gurtel.

A petición del PP-A, el consejero de Innovación, Martín Soler, ha comparecido en el Parlamento autonómico para informar sobre la concesión de un incentivo por más de 10 millones de euros a la empresa Minas Aguas Teñidas (Matsa) para el proyecto de una planta de tratamiento de mineral en la localidad de Almonaster La Real (Huelva).

La subvención fue autorizada por el Gobierno del ex presidente andaluz, Manuel Chaves, a esta multinacional canadiense en la que -según el PP - su hija Paula Chaves es apoderada.

El Gobierno, ha indicado el consejero, ya ha contestado varias preguntas orales explicando la "transparencia" de los incentivos concedidos y los diputados del PP han accedido al expediente tratado con "total pulcritud, un proyecto bueno y necesario para la provincia de Huelva", ha apostillado.

"Me temo que las explicaciones no van a contentar a la PP porque su batalla es otra, aunque se trate de un proyecto innovador e inversor que activará la economía en la comarca, recuperando la actividad minera y creando casi 500 empleo directos y mil indirectos en mitad de una crisis", ha concretado.

Martín Soler ha recalcado que el proceso de adjudicación ha sido el mismo que para el resto de empresas y que el proyecto "cumple" los requisitos para ser incentivado.

Para "mayor control" el proyecto fue autorizado por el Consejo Rector de la agencia IDEA, empresa de Innovación, y ratificado por el Consejo de Gobierno el 20 enero de 2009.

Además, el consejero ha concretado que los contactos con la empresa fueron a través de "un apoderado", cuyo nombre no desveló, y ha acusado al PP de "enredar con un debate absurdo del apellido de una trabajadora de la empresa que puede dar al traste con una espectativa de futuro".

El diputado popular José Luis Rodríguez ha comenzado indicando que el PP "no ha recibido ni un papel" pese haber solicitado el expediente, por lo que ha instado al consejero a que demuestre que ha remitido la documentación.

Rodríguez ha acusado al consejero de "mentir" y ha basado su argumentación en que en "tan solo cinco días" la empresa recibió el visto bueno para comenzar la inversiones, lo que atribuyó a la "mediación" de la hija de Chaves.

"En el Registro Mercantil consta una escritura de apoderamiento de la empresa en favor Paula Chaves el 12 noviembre de 2008, meses antes de la concesión definitiva. Se trata de nepotismo, de tráfico de influencia y de corrupción con mayúsculas, la carta de navegación del Gobierno de Chaves", ha denunciado.

El diputado popular ha insistido en que Chaves "sabía que su hija era la apoderada" cuando el Consejo de Gobierno ratificó la subvención.

El consejero de Innovación ha responsabilizado al PP de situarse en la "infamia, en la manipulación" del expediente que "ha filtrado" a un medio de comunicación y ha negado que Paula Chaves apareciera como apoderada en el expediente.

Además, ha asegurado que el presidente del PP-A, Javier Arenas, utiliza este asunto para "echar una mano al PP, que está corrompido en media España, y a sus compadres del caso Gürtel", y le ha recriminado que esté "obsesionado con destruir a Chaves".

Al término de la sesión plenaria, Javier Arenas ha confirmado que presentará una querella contra el consejero, que ha subrayado: "El expediente de la subvención está inmaculado".

José Luis Rodríguez ha replicado que "más que inmaculado, lo que está es niquelado" y ha agregado a sus denuncias que en la consecución del mismo "han intermediado ex altos cargos socialistas".