El Govern tendrá manos libres para decidir si Renfe seguirá al frente Cercanías

  • Barcelona, 7 may (EFE).- El presidente catalán, José Montilla, ha aceptado hoy llegar a un "acuerdo político" en el calendario para el traspaso de Cercanías porque deja manos libres al gobierno catalán para decidir si a partir de 2011 Renfe prosigue o no al frente del servicio ferroviario.

Barcelona, 7 may (EFE).- El presidente catalán, José Montilla, ha aceptado hoy llegar a un "acuerdo político" en el calendario para el traspaso de Cercanías porque deja manos libres al gobierno catalán para decidir si a partir de 2011 Renfe prosigue o no al frente del servicio ferroviario.

Esta condición y el plan de inversiones en Cercanías de más de 4.000 millones anunciado hace unas semanas han hecho que Montilla y el ministro de Fomento, José Blanco, hayan podido desencallar definitivamente un traspaso anunciado inicialmente para enero de 2008 y que al final se consumará el 1 de enero de 2010.

Montilla lo ha dejado claro en la rueda de prensa posterior a la reunión que han mantenido en Barcelona.

"A finales del año 2010, que es cuando finaliza el contrato programa, podría ser -ha dicho- que la Generalitat pensara que Renfe es un buen proveedor de servicios (...) o podría ser también lo contrario, que pensase conveniente asumir los medios materiales y humanos de Renfe Operadora Cercanías y que pasase a ser una empresa publica de la Generalitat la que prestase el servicio, siempre manteniendo los derechos de los trabajadores".

Montilla ha llegado a poner de ejemplo de las diferentes posibilidades que hay en el futuro el tranvía de la Diagonal de Barcelona, un servicio público de transportes que presta una compañía privada, algo que no ha descartado tampoco para Cercanías.

Para la Generalitat, era muy importante que quedase claro hoy que tendrá manos libres para decidir sobre qué empresa gestionará el día a día del servicio de Cercanías porque eso le permite tener un "margen de maniobra" en la negociación con Renfe que asegure un buen servicio para los ciudadanos catalanes, han apuntado a Efe fuentes del gobierno catalán.