El grupo anti-TAV está contra lo "económicamente deficitario y socialmente injusto"

  • Pamplona, 16 may (EFE).- La plataforma contra el TAV "AHT gelditu elkarlana" ha criticado hoy, tras una concentración celebrada en la Plaza del Castillo, la firma del convenio para la construcción de esta infraestructura en Navarra por ser un proyecto "económicamente deficitario, socialmente injusto y ambientalmente insostenible".

Pamplona, 16 may (EFE).- La plataforma contra el TAV "AHT gelditu elkarlana" ha criticado hoy, tras una concentración celebrada en la Plaza del Castillo, la firma del convenio para la construcción de esta infraestructura en Navarra por ser un proyecto "económicamente deficitario, socialmente injusto y ambientalmente insostenible".

Con motivo de la firma del convenio hoy entre el Gobierno foral y el Estado, el colectivo ha denunciado a ambas administraciones "por sus contradicciones", al tiempo que ha alertado de que el coste "ya inicialmente elevadísimo (3.000 millones de euros) va a incrementarse de manera considerable porque el Gobierno de Navarra ha decidido sin tener en cuenta la voluntad la sociedad navarra", que lo financie la Comunidad foral los dos primeros años.

"Nos preguntamos hasta qué punto es necesario semejante derroche para ganarle unos minutos al Alvia , pero a día de hoy nadie responde al por qué, para qué y para quién es el TAV", han advertido en una nota.

Así, reconocen que a la oposición contra el TAV se les reprocha "que estamos en contra del progreso", pero subraya que "progreso no significa crecimiento infinito" sino que "progreso quiere decir comprender que existen límites físicos a nuestro afán de construir incesantemente y transformar el rostro del planeta".

"Progreso quiere decir optimizar, hacer más eficiente y duradero lo que ya existe, eliminar lo superfluo e invertir en crecimiento intelectual y cultural, más que material; utilizar más el cerebro que los músculos", señalan para asegurar que "el TAV representa todo lo contrario".

Por su parte, también desde la autodenominada "izquierda abertzale" se ha criticado el proyecto y se ha tildado la firma de hoy como "un acto de saqueo contra Nafarroa" y como "un antidemocrático acto de imposición", ya que pese a su coste elevado en dinero y en medio ambiente "ni se informa a la sociedad ni se le permita utilizar tal información para decidir".