El hombre que mató a dos miembros de un clan es el dueño de la empresa

  • Almería, 18 mar (EFE).- El empresario detenido por matar presuntamente a tiros a un hombre de 52 años y a su sobrino de 19, miembros del clan de etnia gitana de "Los Pertolos", es José Antonio G.G., titular de la empresa Mármoles Ballester, ubicada en Olula de Río (Almería).

Detenido un empresario del mármol del Almanzora por matar a dos personas

Detenido un empresario del mármol del Almanzora por matar a dos personas

Un empresario de Almería tirotea a dos miembros de un clan con antecedentes por extorsión

Un empresario de Almería tirotea a dos miembros de un clan con antecedentes por extorsión

Almería, 18 mar (EFE).- El empresario detenido por matar presuntamente a tiros a un hombre de 52 años y a su sobrino de 19, miembros del clan de etnia gitana de "Los Pertolos", es José Antonio G.G., titular de la empresa Mármoles Ballester, ubicada en Olula de Río (Almería).

En un comunicado, la Guardia Civil ha revelado la identidad del presunto autor de los disparos, que se han producido a las 9.00 horas de hoy en las instalaciones de la empresa, en la que prosiguen las investigaciones por parte de la Policía Judicial.

Por el momento se mantiene la hipótesis de que los hechos se hayan desencadenado producto de una supuesta extorsión que el empresario estaba sufriendo por parte de los ahora fallecidos, Juan Petronilo R.T. y Juan Petronilo R.F., tío y sobrino, y afincados en la localidad de Albox (Almería).

Las víctimas, que recibieron varios disparos, pertenecen al clan familiar de etnia gitana de "Los Pertolos", implicado en al menos un tiroteo y que cuenta con dos de sus miembros condenados por extorsionar en 2004 a un empresario británico de la construcción afincado en el municipio de Arboleas.

El presidente de la Asociación de Empresarios de Mármol de Andalucía, Manuel Sánchez, ha informado a Efe de que la empresa de la que el detenido es administrador único desde 2006, cuando ésta se transformó en Sociedad Limitada, no forma parte de la AEMA.

Sánchez, que ha señalado que conocía al empresario como a cualquier otro vecino de la comarca del Almanzora, ha explicado que no tiene constancia de que los empresarios del mármol estén siendo víctimas de extorsiones puesto que en los últimos tiempos no ha recibido comunicación alguna en este sentido por parte de sus asociados.