El PSOE denuncia que el Gobierno valenciano reducirá su ayuda al desarrollo hasta el 0,39% de su PIB en 2009

MADRID, 25 (EUROPA PRESS) La secretaria de Política Internacional y Cooperación del PSOE, Elena Valenciano, criticó hoy la actitud de las comunidades autónomas gobernadas por el PP en materia de ayuda al desarrollo y, en concreto, denunció que la Comunidad Valenciana reducirá esta partida al 0,39% de su PIB en 2009, frente al 0,43% en 2008. "Precisamente ahora, cuando la crisis golpea severamente a los países en desarrollo y cuando más riesgo corren millones de personas de caer en la pobreza más extrema, las comunidades gobernadas por el PP reducen la ayuda al desarrollo", lamentó Valenciano en un comunicado. Además, recordó que en 2007 las comunidades 'populares' fueron las que menos presupuesto destinaron a la ayuda al desarrollo, con la excepción de La Rioja. Así, Murcia dedicó el 0,12%; Castilla y León el 0,14%; Madrid el 0,17%, y Valencia el 0,23%; todas ellas por debajo de la media nacional, que fue del 0,24% del PIB. En este contexto, advirtió de que "cualquier paso atrás" en la ayuda al desarrollo "puede provocar consecuencias irreversibles". Por último, reprochó a los gobiernos autonómicos del PP que votaran en contra del III Plan Director de Cooperación para el Desarrollo 2009-2012 en la Comisión Interterritorial, mientras que los agentes sociales sí lo aprobaron por unanimidad en el Consejo de Cooperación. "Nos preocupa ver cómo la derecha española ha decidido no compartir el esfuerzo de la sociedad española en el combate contra el hambre y la pobreza en el mundo. Ahora, cuando millones de ciudadanos y ciudadanas del mundo están al borde de la más absoluta pobreza, la solidaridad internacional no debe fallarles", recalcó la dirigente socialista. Las comunidades gobernadas por el PP justificaron su rechazo a este plan argumentando que "no garantiza la eficacia" de la cooperación española "como muestra el aumento de la corrupción en los países receptores de la ayuda española". La Comunidad de Madrid puntualizó además que rechazaba el plan porque destinará ayudas de cooperación a los Gobiernos de Cuba y Nicaragua, donde "no hay garantías democráticas".