El tripartito y CiU intensifican contactos para sellar un pacto amplio sobre la Ley de Educación

  • Barcelona, 18 abr (EFE).- Los partidos del gobierno catalán (PSC, ERC e ICV) y CiU intensificarán en los próximos días los contactos para intentar cerrar antes de julio un acuerdo amplio sobre la Ley de Educación (LEC), que probablemente no cerrará la puerta a la concesión de conciertos a centros privados que separan a los alumnos por sexo.

El tripartito y CiU intensifican contactos para sellar un pacto amplio sobre la Ley de Educación

El tripartito y CiU intensifican contactos para sellar un pacto amplio sobre la Ley de Educación

Barcelona, 18 abr (EFE).- Los partidos del gobierno catalán (PSC, ERC e ICV) y CiU intensificarán en los próximos días los contactos para intentar cerrar antes de julio un acuerdo amplio sobre la Ley de Educación (LEC), que probablemente no cerrará la puerta a la concesión de conciertos a centros privados que separan a los alumnos por sexo.

Tras tres meses en que los grupos del Parlament han escuchado la opinión sobre el proyecto de ley de cerca de 70 entidades del ámbito educativo y han emprendido, después, la negociación uno a uno de sus artículos, algunos de los puntos más conflictivos de la futura Ley de Educación de Cataluña (LEC) están todavía pendientes de acuerdo.

Fuentes cercanas a las negociaciones han explicado a Efe que entre este fin de semana y la semana que viene los diputados y encargados de los contactos de PSC, ERC, ICV y CiU "se pondrán manos a la obra" para intentar dar carpetazo a la mayoría de estos puntos.

Entre ellos, destaca el de la consideración o no de la escolarización mixta (la que no separa niños y niñas) como un requisito para el concierto educativo, caballo de batalla de ICV que se enfrenta en especial a CiU, que no quiere que sea una obligación.

Probablemente, el texto definitivo de la ley permitirá que sea el gobierno de turno el que decida si la escolarización mixta es tenida en cuenta para aprobar nuevos conciertos o es vista simplemente como un criterio orientativo.

El papel de los municipios es una cuestión que también separa a los miembros del tripartito de la federación nacionalista, que aspira a que los entes locales no sean considerados, como señala el proyecto de ley, administraciones educativas.

ERC intentará centrar gran parte de sus esfuerzos en conseguir que la ley blinde la inmersión lingüística en catalán, delimitando los cursos en que las familias pueden pedir la atención en la lengua materna, que es posible que se concrete sólo en el ciclo superior de educación infantil (P-3, P-4 y P-5).

El disgusto con que ICV ve el desarrollo de las negociaciones en el seno de la ponencia encargada de pactar la ley, con la aproximación que creen excesiva del PSC a los postulados de CiU, llevará también probablemente a la formación ecosocialista a pedir que la norma sea votada definitivamente por el Parlament título a título, para poder así a expresar su rechazo a alguno de ellos.

Entre los aspectos que parecen tener ya garantizada la luz verde se encuentra la fijación de un tope de alumnos inmigrantes que podrá escolarizarse en cada área los centros educativos, tanto públicos como concertados, para evitar los guetos.

Esta es una de las novedades de la LEC, que contemplará que los límites sean diferentes en función de cada zona educativa, e incluso de cada centro, y que afectará por igual a las escuelas públicas y concertadas.

Otras novedades son la iniciativa de convertir en obligatoria la etapa educativa de los 3 a los 6 años, y el impulso de centros públicos que ofrezcan todo el itinerario de 3 a 18 años, como ahora hacen los concertados.

Además, la ley otorgará a las escuelas una mayor autonomía de gestión, refuerza el papel de las direcciones y crea el servicio público educativo, además de blindar la inmersión lingüística en catalán.

Una vez que la ponencia del Parlament que discute la ley acabe su trabajo, la comisión de Educación debe aprobar el dictamen del proyecto de ley que se elevará al pleno de la cámara, donde deberá recibir su respaldo definitivo.

Fuentes parlamentarias han apuntado que el proyecto de ley podría verse en algún pleno del Parlament del mes de junio o, a muy tardar, el primero de julio.

El departamento de Educación tiene prisa por ver aprobada la LEC, ya que algunos de los decretos que quiere que entren en vigor el curso que viene, 2009-2010, beben de la futura ley.